Instrucciones para subrayar un libro

Cuando estudiaba en la universidad me pasaba el día leyendo y subrayando libros. Frases y frases subrayadas. Ideas que merecían ser recordadas. Al principio lo haces con reparo, luego te acostumbras, el libro pasa a ser el objeto de estudio, al que debes sacar jugo. Eso era en la facultad.

Hoy me he encontrado esta entrada en el blog “QuéLeer” y me quedo con este párrafo del texto:

“Lee con todos tus sentidos. La vista es limitada porque sólo sirve para reconocer caracteres que serán descifrados por el cerebro. La mejor forma de leer es hacerlo además con el gusto, el tacto, el oído, el olfato y la pasión.”

Cuando leo algo con pasión y me llena y me inspira por igual, me dan ganas de emmarcar esos fragmentos del texto.

Últimamente ya no subrayo los libros, les hago una marca o pongo un “post-it”, pero reconozco que cuando abro un libro de los que subrayé recuerdo el momento de leerlo y llenarme con sus ideas.

Es la plenitud de la lectura.

QuéLeer

En principio, no tengas miedo. Despójate de esa absurda inhibición material sobre conservar tus libros inmaculados como si acabaras de sacarlos de la librería. Un libro virgen es un libro frustrado; además, como recuerda Alberto Manguel, los lectores no pueden más que ser subversivos. Así que desflora tus libros con el placer que merece todo acto textual.

Contrariamente a lo que suele pensarse, la lectura no es un traspaso unilateral de información entre el libro y el lector, sino el descubrimiento que hace de sí mismo el lector cuando se encuentran su experiencia y el libro que está leyendo. Dicho de otra manera, las palabras que contiene el libro son de otra persona hasta que las lees. Es tu voz la que escuchas dentro de tu cabeza mientras lees un libro.

Cuando sientes que algo en sus páginas te mira a los ojos, subráyalo. Puede ser una de esas…

Ver la entrada original 877 palabras más

Anuncios

Mi blog

Hoy me he parado a pensar un rato (el poco que mis peques me dejan) que mis hijos son los protagonistas de este blog. Mi hijo fue el impulsor de Una Mamá Bloguera pues, yo, bloguera ya era… pero mamá no. La maternidad cambia totalmente la vida, todos los planes que te haces van al traste y muchas cosas no son como imaginabas y en cambio otras tantas son mucho mejor de lo que esperabas. Quise abrir un nuevo blog y no mezclarme con el anterior, pues esta experiencia merecía un espacio único y especial.

Pero actualmente me siento en la necesidad de hablar de otros temas que no solo únicamente a los que se refiere la maternidad: me apetece hablar de libros, de emociones, de experiencias, de productos… a veces me da la sensación de que me alejo de la esencia del blog, pero como todo en la vida, creo que todo evoluciona y se transforma.  Y puede que el blog esté en esa fase. Va tomando nuevos caminos, tal vez llevada a no querer mostrarme tanto en internet y, sobre todo, no mostrar tanto la vida de mis hijos. Pero esto último es inevitable, como he dicho al principio, este blog gira en torno a ellos así que seguiran habiendo entradas que hable de ellos!

toblogornottoblog

En fin, que he llegado a la conclusión de que será un blog en que seguirá hablando de mi experiencia personal, de productos que haya probado y/o que vaya probando, de recomendaciones de otros blogs y/o tiendas… de todo un poco pero siempre bajo mi punto de vista, con sinceridad.

Charlas y talleres del encuentro Bloggers

Sigo con las charlas y talleres que tan interesantes fueron.
Al acabar con la primera charla de Tulabooks, fuimos a la otra sala que había destinada a charlas y pudimos oir un poquillo del final de la de Edúkame: Educación emocional niños 0 a 6 años. Poco oí de ello pero imagino que se centró en la crianza según las emociones de los niños: el saber escucharlas, ir más allá de la comunicación verbal. Al salir visité su stand y había mucho material de packs según el tema a tratar con el niño, me lo miraré porque parecía realmente útil e interesante. Lo que sí me compré fue su libro Ser padres y madres. ¿Dónde está el manual de instrucciones?, de Cristina García y editada por Educame.com. Tengo de deberes leérmelo ya que me salté su charla y en cuanto lo haya hecho hablaré un poco más de ellos y explicaré lo que opino.
Durante el ejercicio
A continuación hicieron el taller de Estimulación de niños de 1 a 2 años a cargo de 5mimitos. Ana nos recibió con una gran sonrisa y nos repartió unas pelotas hinchables como las de la playa. Mi marido fue el sufrido que la hinchó (yo no tengo capacidad pulmonar para ello, lo reconozco…) y empezamos las actividades que nos tenía preparadas: poner a los peques encima de las pelotas y estimular su equilibrio: bien podía ser estar sentados y botar o bien estar tumbado encima de la pelota y hacerlo rodar hacia delante, a un lado o a otro para que el niño tuviera los reflejos que apoyarse con las manos para no caer de la pelota. Mi niño lo hizo muy bien jajaja Pero luego ya se dispersaron los niños y no pudimos seguir con las actividades, pero la idea me pareció genial (y que voy a seguir practicando en casa ya que nos quedamos con la pelota). También tenían un espacio donde enseñar y explicar su proyecto de cajitas para estimular a los pequeños según la edad que tengan y productos para mimarse una. Verdaderamente un proyecto precioso.
La última charla de la mañana era sobre porteo, a cargo de Porteo Natural, y aunque sea un tema que me encanta y estoy totalmente a favor de ello, no me pude quedar al taller ya que era casi la hora de comer y Biel estaba hecho polvo. Necesitaba irse a casa, dormir y comer. Así que nos fuimos. 
A la tarde volví yo sola porque quería oir las charlas y Biel y su papá se quedaron tranquilamente en casa. Llegué a la mitad de la primera charla de la tarde, Blog de moda bebé, de la bloguera Maria José Cayuela, y la parte que llegué a escuchar fue sobre su experiencia como blogger y algunas indicaciones para el trato de blogueros y marcas…
Luego me quedé a escuchar a Matías Massó hablando sobre la Seguridad infantil en el automóvil. Esta explicación fue cortita pero muy importante. Yo no sé si habrá algún padre que no esté totalmente concienciado de llevar a sus hijos en sillitas de seguridad en el coche, pero si lo hay debería pararse a pensar solo por un minuto qué pasaría en caso de choque urbano, ya no hace ni falta que sea un accidente en carretera. El niño podría salir disparado y romper el cristal en el peor de los casos. Los videos que puso fueron un poco chocantes, ya que de imaginármelo me entraron mil escalofríos, ¡¡y eso que yo llevo a mi niño en su sillita!! 
La siguiente charla fue la del abogado Rafael Gimeno, Los Bloggers y la identidad digital. Aquí nos puso un poco a caldo, con buen humor, eso sí, por el hecho de colgar fotos de nuestros peques en internet (ups, ¡lo he hecho yo en mi entrada!) más que nada por repercusiones que pudieran tener en el futuro. Pero bueno, también desdramatizó un poco al decir que si el niño o niña en cuestión no tenía o hacia algo extraordinario esa foto raramente se movería por internet o podrían hacer uso de ella. Recomendaba no etiquetar nunca la foto con el nombre y apellidos para que no fuera reconocible. También nos avisó de ir con cuidado por la red ya que hay algún que otro psicópata por ahí suelto y que hay que ir con cuidado. Simplemente. Usando el sentido común imagino que todas, más o menos, tenemos cuidado en el momento de colgar las fotos o videos… Por ejemplo: tener el facebook privado, cuidado con quien puede ver esas fotos (fijarse en que no sean públicas, que las podría ver alguien sin necesidad de ser tu amigo), no etiquetar a los niños, y sobre todo no colgar algo que sea muy identificable. 
Luego vino la presentación de las novedades en Madresfera: el nuevo ranking, la mascota y el pensar hacer esta página más usable para el blogger, lo cual me pareció perfecto. ¡Ahora habrá que currárselo porque será más fácil subir y bajar del ranking!
Y por último, y muy tarde, por cierto, hubo la charla de FamilyBlog, El móvil como herramienta para mamás y papás molones. No tuve el gusto de oir a Ana y Yara presentando la aplicación de Family Blog, pero luego en la cena estuvieron en mi mesa y nos contaron un poco de que iba y tal y me pareció una idea genial. Tú puedes escoger de un listado los blogs que quieres seguir y te sale un timeline, tipo twitter, con las últimas publicaciones de esos blogs, así que es más fácil de ver lo que se ha actualizado. Se tienen que añadir los blogs a la lista, y para hacerlo te tienes que poner en contacto con las creadoras. Yo ya me la he instalado, ¿y tú?
Y ya, la próxima entrada… ¡la cena! 

Charla: La importancia de los cuentos y el desarrollo infantil (Tulabooks)

Como ya dije ayer, resulta difícil resumir todo lo que se vivió el otro día en el primer encuento de Bloggers y Family. Así que ahora dedico la segunda entrada a hablar un poco más sobre charlas y talleres. Aunque debido a lo mucho que me interesó la primera charla y la importancia que veo en ella, me centraré solo en esta charla y mañana escribo sobre el resto.
La importancia de los cuentos y el desarrollo infantil

Tulabooks fue la encargada de llevar a cabo esta charla que yo creo importantísima y que por eso decidí asistir de oyente.

Para empezar, contaré un poco de qué va esto de Tulabooks: son un portal de internet dedicado a seleccionar libros de calidad y clasificarlos según temáticas y edades de los niños (de 0 a 12 años). Así que de hecho es un buscador de libros especializados en literatura infantil. La impulsora del proyecto es una mujer, madre de dos niños, que ama la literatura y cree que es muy importante contar cuentos a los más pequeños pero también contarlos bien. Y de esto se trataba la charla de ayer.
Nos explicó que es importante encontrar y seleccionar los libros según la edad del niño, y también según sus intereses. Por ejemplo, si un niño tiene miedo a la oscuridad, le puedes leer un libro que trate sobre ese sentimiento y poco a poco le vas trabajando la seguridad y a vencer ese miedo. Lógicamente no se va de la noche al día pero al explicarle historias, con un buen final, le ayudarás a gestionar las emociones. Esto es un trabajo de padres y niños: el padre o madre como lector y persona que traspasa esa historia al niño, y el pequeño que recibe el mensaje y tiene que pensarlo, analizarlo y llegar a comprenderlo.
Para los más pequeñitos también nos tenemos que fijar en que sean interactivos, como que tengan sonidos, solapas para levantar… así el cuento, además, se convierte en un juego para los niños, además de enriquecedor en cuanto a vocabulario que se pueda trabajar.

Como ejemplo estaba mi pequeño Biel, hojeando el cuento de La Jungla (Estrella Polar) y tocando sin parar los botoncitos que emitían los sonidos de los animales que había en el libro (tema que por cierto le encanta). Él, como niño de 17 meses, está en la fase de tocar, experimentar con sus sentidos, y además de reproducir todo aquello que ve y oye, así que también es bueno porque intenta imitar los sonidos de los animales, y a su vez reconoce el vocabulario cuando hablas de él. En casa nosotros tenemos uno de la misma colección que se llama Els ocells, y nada más decir “¿dónde está el cucut” él ya te busca la página, pica el botoncito y te dice “cucut”.

En otras franjas de edades tienen otros intereses y ya piden más historia. De 2 a 4 años los niños buscan sobre todo libros que traten sobre temas de su interés: el futbol, el león, las plantas… pero ya no solo se trata de un libro con una imagen, un sonido o una textura sino que ya van más allá y el texto que añaden puede ser o bien divulgativo o una historia sobre ese tema en concreto. También hay pequeños cuentos con sus rutinas y hábitos para que ellos lo puedan identificar claramente con su realidad.
En las edades más mayores (6 a 9) ya dejan atrás el cuento y piden más: ya piden una narrativa, una historia más elaborada. Yo, aún no teniendo un hijo de esta edad, sí que puedo hablar desde mi experiencia con los niños del cole y cuando leemos El zoo d’en Pitus. Es una historia preciosa, que pasa los límites del tiempo y sigue leyéndose y sigue gustando a los niños. ¿Por qué? Porque cuenta una historia de amistad, con unos valores. Son historias cercanas, que se pueden identificar con ellas y por eso gustan. Debemos encontrar libros que sean cercanos y de interés para nuestros peques, tengan la edad que tengan.
También explicó que los libros no solo son un objeto sino que debemos compartir el momento de explicar el cuento. Lo que decía antes: el contarlos bien. Ponernos en la historia, involucrarlos en  ella, hacer que nuestros pequeños sean los protagonistas. También según el cuento y el momento debemos usar un tono diferente con el niño para que éste sepa que es un momento de juego o de relajación. Muy importante también estar cerca de ellos y que los niños puedan ver y tocar las imágenes del cuentos.
Creo que es importante inculcar desde bien pequeños el amor por la lectura, ya lo he hablado alguna vez. Cuanto más acceso tengan a cuentos, libros, historias, más facilidad tendrán en un futuro de comprender vocabulario, reproducir este vocabulario, relacionar conceptos, tener más imaginación a la larga. También es importante predicar con el ejemplo: no podemos pretender tener unos hijos lectores si nosotros no lo somos. Y ya sabes, hay un libro para cada uno. Si no lo has encontrado aún simplemente debes seguir probando y buscando.

1r encuentro Bloggers and Family

Ya hace mucho tiempo que se venía hablando de este encuentro de madres y padres blogueros y sus familias. Desde antes de vacaciones de verano se empezó a hablar que en noviembre habría un gran encuentro en Barcelona y que allí podríamos poner cara, voz y nombre a muchos de los blogs que seguimos, leemos o que simplemente conocemos. Pues bien, aquella idea que surgió y que cogió y empezó a darle forma Mònica de La Reina Bruja ya se ha hecho y materializado. Y hay que felicitarla por el gran trabajo realizado. Realmente todo fue estupendo, muy interesante y me lo pasé genial.

Tras dudas de si acudir o no, de si acudir todo el día o si sólo la mañana, la tarde o la noche, al final el día 17N llegó cargadito de charlas, talleres y exposiciones interesantísimas. Me decidí por acudir por la mañana con mi familia a ver lo que se cocía y asistir a unas charlas y talleres para que mi peque pudiera disfrutarlas. Luego a la tarde volví para escuchar diferentes charlas y por la noche no pude faltar a la gran cena. Fue tanto lo que vi, viví y conocí allí que me resultará muy difícil explicarlo en un solo post. Así que dedicaré varias entradas para el día de ayer: una será para explicar lo que fue, como se organizó y sensaciones generales; otra será en concreto de las charlas y talleres a las que asistí; y la última de la cena como cierre del evento.
El día empezaba a las 11 de la mañana y había dos salas para charlas, una sala para los talleres y otra de ludoteca. Además había una zona showroom para las marcas que asistieron al evento. Nosotros estuvimos allí un poquito antes de las once pero aún no había llegado la organizadora. Así que al principio nos sentimos como un poco “desamparados” y perdidos sin saber mucho donde ir y qué hacer. También me sorprendió que en la charla que quería asistir hubiera tan poquita gente, pero imagino que todas estaban en la otra (que también fue interesante seguro). Así que a primera hora hubo poca gente pero poco a poco se fue animando la cosa y empezaron a aparecer mamás, papás y niños. Las charlas y talleres que hubieron por la mañana fueron los siguientes:

-La importancia de los cuentos y el desarrollo infantil (Tulabooks)
-Educación emocional a niños 0 a 6 años (Edúkame)

Estimulación niños. La primera media hora dirigida a niños de 1 a 2 años y la segunda de 2 a 3 años (5mimitos)

-Espectáculo infantil (Salirenfamilia.com)

Taller de porteo (Gemma Guillamon de Porteo Natural)

Además, de 11 a 13h había el taller de Recycle & Play (Lingosworld y Latiti Handmader)
Yo fui a la charla de Tulabooks y en cuanto acabó fui a la otra sala de charlas y vi un poco de la de Edúkame. Realmente la que fui yo estuvo bien (ya la contaré en otra entrada) y la de Edúkame se vio bastante interesante por lo que pude escuchar. En cuanto acabó la charla de Edúkame empezó el taller de 5mimitos de estimulación de niños de 1 a 2 años: muy divertido.

Luego Biel ya estaba muy cansado y decidimos irnos, pero antes fuimos a inscribirnos al evento (al principio de la entrada podéis ver la maravillosa acreditación que nos dieron a cada uno) y justo cuando ya poníamos al niño en el cochecito oí que se inscribía Yaiza, de Peluchín y sus papis. ¡Qué emoción! ¡Pude poner cara y voz a una de mis lectoras y además conocer a su niño (guapísimo con su coche ;))! Me animé a quedarme un ratito más a ver si empezaba el taller de porteo, pero al ir todas las charlas con retraso nos fuimos para casa ya que mi peque estaba que se caía y ya estaba bastante irritable.
Además de Yaiza también conocí a Núria de La invasión Twin, a Tània de La Petiua Tina, que ya a las dos las seguía, y a Angelica de Mamá de Fresa, que conocí y que voy a empezar a seguir. (Luego por la noche ya vi a otras muchas mamás y pude reencontrarme con Paris de Diario de mi embarazo y mi maternidad, pero ya contaré en el blog de la cena).

Por la tarde hubieron más charlas, de hecho hice un intensivo de charlas, pero fueron realmente interesantes:

Blog de moda bebé (Maria José Cayuela, bloguera)
-Seguridad infantil en el automóvil (Matias Massó)
-Los Bloggers y la identidad digital (Rafael Gimeno Bayón)
-Presentación en exclusiva (Madresfera)
-El móvil como herramientas para mamás y papás molones (FamilyBlog)

De la primera presentación llegué por la mitad y la última me la tuve que saltar ya que me fui a casa para vestirme para la cena, pero luego tuve la suerte de conocer a las chicas de Family Blog y su proyecto es muy útil!

Bueno, habría mucho más que decir pero lo dejaré para próximas entradas, en las que me centraré en exclusiva en las charlas, novedades, marcas y en la cena. ¡Hasta la próxima!

Y vuelta a la rutina

El verano está tocando a su fin. Agosto quedó atrás y hemos dado la bienvenida a septiembre. Mañana ya muchos de nosotros volveremos a nuestros puestos de trabajo y dejaremos atrás las vacaciones. Cada año que llegan estan fechas pienso igual: ¡qué rápido han pasado! De cogerlas con muchas ganas a mediados de julio y de hacer planes para este verano para que lleguen a su final y pienses que cómo puede ser que pasen de esta manera… Aunque bien es verdad que este año las he disfrutado mucho y han dado de sí. 
Es el primer año que apenas he tocado nada del trabajo (he ido haciendo cositas, como buscar canciones, mirar libros, etc, pero aquello de ponerme horas a trabajar, no). Esto puede ser bueno o malo, según lo mires: bueno porque he dedicado el máximo de tiempo a descansar, a estar con mi hijo, familia y amigos, a salir de paseo o de excursión, de leer… A hacer cosas que a partir de mañana no podré hacer con tanto sosiego y tranquilidad. Malo porque también hubiera estado bien adelantar algunas actividades que tenía en mente y que ahora tendré que hacer a contrareloj… pero bueno, como estaré también ya centrándome en el trabajo de este curso pues lo haré más rápido.
Este verano, hemos ido de vacaciones al País Vasco y al pueblo de toda la vida, donde tenemos un apartamento; hemos ido a la playa, Biel se ha bañado por primera vez en el mar; hemos estado juntos muchas horas y hemos aprendido cositas nuevas como poner un cubo dentro de otro, o hacer una torre con los cubos, o pasar cuidadosamente las hojas de un libro y tocar las texturas o los botoncitos que hay para que los animalitos emitan sonidos; hemos caminado mucho y Biel ha aprendido a coordinar su cuerpo para bajar de la cama (la nuestra) o para subir al sofá; hemos disfrutado de más tiempo en las comidas para enseñarle a comer a trocitos lo mismo que nosotros… Simplemente con estar con él el día a día y ver sus pequeños logros y la felicidad que le producen al hacerlas ya vale la pena.
Por mi parte, también he dedicado un poco más de tiempo al blog y de hecho ya sabéis que lo di a conocer en un programa de radio. He conocido a una de las mamás blogueras de la red en persona, a Paris, y a muchas más blogueras en la red a partir de aquel día porque me empezastéis a seguir por twitter o por el perfil de facebook y yo os empecé a leer. Me ha dado un punto más de seguridad y ganas de no dejar tanto el blog sin actualizar. También en estos meses de vacaciones me ha dado tiempo de leer ¡dos libros! Los dos son 1Q84 de Haruki Murakami (una trilogía dividida en dos volúmenes). Ahora estoy en plena lectura de Los ojos amarillos de los cocodrilos, de Katherine Pancol; llevo más de la mitad del libro pero no me dará tiempo de acabarlo antes de mañana, el cual era mi reto. Pero bueno, no lo dejaré pues como os dije en la anterior entrada es un libro que me está gustando mucho y de éste haré una reseña para que podamos opinar de él. 
En definitiva, llega la época de la vuelta al cole, el inicio de nuevos proyectos y, en un corto plazo, de vuelta a la rutina. ¡Que no sea dura!

Así estamos

No sabía como titular esta entrada… de hecho, no es más que un resumen de cómo va con el niño, cómo ha cambiado en estos cinco meses, y ya no sólo él sino toda la vida que nos rodea a él. 
La lactancia sigue siendo mixta, pero como ya dije en la entrada que escribí sobre la lactancia materna, el bibe le ha ido ganando al pecho. Pero aunque le de poco (por las noches y algún momento durante el día si noto que está irritado y necesita calmarse) aún puedo decir que no ha dejado la teta. No es exclusiva ni me sale una cantidad bárbara, pero allí estamos. Ya dejé de sentirme mal por darle más biberón que pecho, las cosas han ido así, y mientras mi hijo crezca bien y esté feliz, yo seré la madre más feliz del mundo. Además, hace un tiempo leí esta frase que dijo Carlos González (creo que fue él, ahora mismo no podría poner la mano en el fuego) y me encantó: 
He visto dar muchas tetas desde la distancia con frialdad y sensación de obligación y sacrificio e incluso dejadez, y eso resta la parte de alimentación emocional y afectiva que debería ser inherente al acto de alimentar a tu bebé.
Y por otro lado también he visto dar biberones de leche artificial con un amor que desborda, con los ojos enlazados y los cuerpos fusionados, que es como siempre debe alimentarse un bebé, al margen del envase, para que la alimentación sea plena y no solo nutritiva.

Empezamos con la introducción de la fruta, y le está gustando. De las cuatro frutas que ha probado, la naranja, el plátano, la pera y la manzana, la que parece que menos le guste es ésta última, ya que cuando se la pusimos en la papilla aquél día iba poniendo caras raras y no quiso acabársela. Pero bueno, hemos ido jugando a variarle las papillas, que no siempre sean las mismas, sino que dependiendo de si el peque está más o menos estreñido pues le ponemos una fruta u otra, o estamos unos días sin que coma la fruta que le estriña (el plátano).  A parte de darle la fruta en papilla, también le hemos dado a probar la pieza en sí: nosotros se la cogíamos y él succionaba, extrayendo el zumo o néctar. También ha probado la rejilla que es como un chupete, y aunque va bien porque sabes que no se atragantará, la verdad es que es un poco engorroso… ¡y para limpiarlo ya ni os cuento!
Le está saliendo su primer diente, el inferior derecho. Está super gracioso, pero claro, ahora está en la fase de morder todo y de quejarse porque le duele. Además, esta noche me ha pegado su primer bocado al querer comer… ¡qué daño! Pobrecito ha cogido un berrinche porque le he sacado de la teta…
Biel and me
También está empezando a sentarse. Aún no se aguanta mucho tiempo, pero en esas está: poniendo su espaldita recta e intentado aguantar el equilibrio. Lo que aún no ha superado o no le gusta mucho es estar boca abajo, es decir, que lo ponga para gatear. A veces se ha dado la vuelta pero ya ves que intenta volverse a poner como estaba, se agobia y empieza a lloriquear para que le ayudes.
Hemos encontrado el equilibrio para que se sienta tranquilo durante las noches y duerma mejor: empieza durmiendo en su moisés y cuando despierta se queda en nuestra cama. A veces le vuelvo a poner en su cuna, pero está comprobado que duerme mucho mejor cuando está con nosotros. Además, a mi me encanta verle allí cuando despierto. ¿Hay nada más dulce que su sonrisa de buenos días? Así que en el tema de los lloros nocturnos y las pocas horas de sueño también las hemos superado (no quiere decir que duerma del tirón, ni mucho menos, pero lo vivimos de diferente manera, como algo natural que tiene que pasar). 
Un día a la semana vamos a hacer yoga. A mi me encanta haber descubierto esta disciplina, porque, como ya he dicho en algún que otro momento, es un tiempo que estamos tranquilos, trabajando el cuerpo y mente. El niño también parece estar a gusto en la clase, así que los dos felices. 
Aún no he empezado a trabajar, de hecho lo hago la semana que viene, después de que la jefa me postpusiera la vuelta… Respecto a este tema estoy un poco mosca, porque no sé como tomarme ciertos comportamientos… Hay veces que me siento desplazada y otros en que no… Sé que todo son suposiciones mías, porque lógicamente nadie dice lo contrario, pero mi cabeza da vueltas y vueltas… No hay nada peor que montarse historias.
Porque hay días que me da por pensar que qué pasaria si no trabajara donde estoy ahora. ¿Saldríamos adelante? ¿Me atrevería a hacer otra cosa? ¿Lo superaría? Todo son quebraderos de cabeza… hay días que no sé qué pensar.
En definitiva, mi hijo ha hecho grandes avances, propios del tiempo que tiene. Se le ve grande y majo, además de contento y feliz. Apenas llora y ríe mucho. Simplemente le quiero con toda mi alma y es lo más bonito que nos ha podido pasar jamás.