El verano ya llegó…

Y con él más tiempo para hacer las cosas que durante el curso no tienes tiempo de hacer. Véase por ejemplo: leer. 
El verano pasado ya os expliqué uno de los libros que leí, y fuera de éste, el resto de libros que me he ido leyendo son sobre temas de maternidad o educación. De novelas no he tenido tiempo de leerme ninguna y es de lo que tengo ganas de leer este verano, a parte de uno de Montessori que tengo pendiente.
Así que aquí os dejo mi lista de libros pendientes (y solo una selección de ellos)… ¿Cuántos me leeré?
En primer lugar: Canción de Hielo y Fuego 4. Festín de Cuervos.
Lo tengo pendiente des del año pasado, y la tercera temporada de la serie ya ha acabado así que tocará leerse el libro para no sufrir de spoilers!
En segundo y tercer lugar la segunda y tercera parte de Los ojos amarillos de los cocodrilos, de Katherine Pancol, que me leí el verano pasado. Ellos son: El vals lento de las tortugas y Las ardillas de Central Park están tristes los lunes.
Si son como la primera parte, son lecturas ligeras así que tienen muchos puntos de ser leídos.

Luego vendrían estos:
La trilogía de Nueva York de Paul Auster. Lo tengo empezado desde hace un tiempo y lo voy leyendo a ratos..
Otro que he empezado hace poco por gusto y por ilusión de haber encontrado uno de Jeanette Winterson (¡que me cuestan de encontrar!) es Sexing the Cherry. Lo tengo en la mesita de noche y lo voy leyendo a ratitos también. 
El último de Murakami (Baila, baila, baila) me lo descargué en versión ebook, así que no ocupa espacio. Murakami es de mis autores preferidos pero éste no está de los primeros de la lista para leer… A ver de si aquí a diciembre (que es de tiempo que estaré por baja por maternidad) me da tiempo de leer.

Y tengo muchísimos más de Isabel Allende pendientes de leer, que según como me de tal vez suban algun puesto y lo lea antes que estos que he nombrado antes. Los títulos que tengo en lista de Allende son: La isla bajo el mar, El cuaderno de Maya, La casa de los espíritus, Retrato en sepia e Hija de la Fortuna.

¿Habéis leído alguno de éstos? ¿Tenéis ya vuestra lista para el verano o algún libro preparado para ser leído? La mía es larguísima y no me la leeré ni de buen trozo, pero quién sabe… tal vez Biel me deje tiempo para leer un poquito, ni que sea un par de ellos 😉
Anuncios

Y vuelta a la rutina

El verano está tocando a su fin. Agosto quedó atrás y hemos dado la bienvenida a septiembre. Mañana ya muchos de nosotros volveremos a nuestros puestos de trabajo y dejaremos atrás las vacaciones. Cada año que llegan estan fechas pienso igual: ¡qué rápido han pasado! De cogerlas con muchas ganas a mediados de julio y de hacer planes para este verano para que lleguen a su final y pienses que cómo puede ser que pasen de esta manera… Aunque bien es verdad que este año las he disfrutado mucho y han dado de sí. 
Es el primer año que apenas he tocado nada del trabajo (he ido haciendo cositas, como buscar canciones, mirar libros, etc, pero aquello de ponerme horas a trabajar, no). Esto puede ser bueno o malo, según lo mires: bueno porque he dedicado el máximo de tiempo a descansar, a estar con mi hijo, familia y amigos, a salir de paseo o de excursión, de leer… A hacer cosas que a partir de mañana no podré hacer con tanto sosiego y tranquilidad. Malo porque también hubiera estado bien adelantar algunas actividades que tenía en mente y que ahora tendré que hacer a contrareloj… pero bueno, como estaré también ya centrándome en el trabajo de este curso pues lo haré más rápido.
Este verano, hemos ido de vacaciones al País Vasco y al pueblo de toda la vida, donde tenemos un apartamento; hemos ido a la playa, Biel se ha bañado por primera vez en el mar; hemos estado juntos muchas horas y hemos aprendido cositas nuevas como poner un cubo dentro de otro, o hacer una torre con los cubos, o pasar cuidadosamente las hojas de un libro y tocar las texturas o los botoncitos que hay para que los animalitos emitan sonidos; hemos caminado mucho y Biel ha aprendido a coordinar su cuerpo para bajar de la cama (la nuestra) o para subir al sofá; hemos disfrutado de más tiempo en las comidas para enseñarle a comer a trocitos lo mismo que nosotros… Simplemente con estar con él el día a día y ver sus pequeños logros y la felicidad que le producen al hacerlas ya vale la pena.
Por mi parte, también he dedicado un poco más de tiempo al blog y de hecho ya sabéis que lo di a conocer en un programa de radio. He conocido a una de las mamás blogueras de la red en persona, a Paris, y a muchas más blogueras en la red a partir de aquel día porque me empezastéis a seguir por twitter o por el perfil de facebook y yo os empecé a leer. Me ha dado un punto más de seguridad y ganas de no dejar tanto el blog sin actualizar. También en estos meses de vacaciones me ha dado tiempo de leer ¡dos libros! Los dos son 1Q84 de Haruki Murakami (una trilogía dividida en dos volúmenes). Ahora estoy en plena lectura de Los ojos amarillos de los cocodrilos, de Katherine Pancol; llevo más de la mitad del libro pero no me dará tiempo de acabarlo antes de mañana, el cual era mi reto. Pero bueno, no lo dejaré pues como os dije en la anterior entrada es un libro que me está gustando mucho y de éste haré una reseña para que podamos opinar de él. 
En definitiva, llega la época de la vuelta al cole, el inicio de nuevos proyectos y, en un corto plazo, de vuelta a la rutina. ¡Que no sea dura!