Montessori para todos

El miércoles 27 de marzo hubo un nuevo encuentro de blogueras y blogueros para una charla de organizada por Madresfera y por Jenni del blog Babbupi. La charla iba en torno al método Montessori, la ponente de la cual fue Carmen, de la web Montessori para todos, y tuvo lugar en una cafetería muy mammaproof de Valencia: Canguro Verde Papillas y Café
Carmen nos contó que este método se basaba en fomentar la autonomía del niño desde bien pequeñitos, con esas tareas que se pueden lograr aprender si se les da la confianza para que lo hagan solos, ya que ellos tienen suficiente capacidad para aprender a hacerlas. De tareas me refiero a aspectos del día a día: dejarlos que pongan su plato en la mesa, su vaso, los cubiertos… y que tengan disponibles y al alcance sus cosas, como además puede ser su ropa. 
Ellos nos observan y aprenden de todo lo que hacemos. Todo. Simplemente hemos de conseguir ese tiempo y esa dedicación para irles enseñando esas cosas. Muy básico también la comunicación directa con el niño: ponernos a su altura, contacto visual… Y sobre todo respetar los ritmos de aprendizaje de cada niño.
Estos aspectos se pueden ir trabajando a casa, y ella observó que todos, más o menos, habíamos sido niños Montessori. Solo que ahora nos falta lo que antes no era tan extraño: tiempo para dedicarnos a la crianza de los hijos. También enseñó materiales que se pueden usar en casa si se quieren trabajar conceptos más allá del día a día: matemáticos, de geografía, de biología como también aspectos sensoriales. Estos materiales son los que también se usan en las escuelas Montessori. Ahora os muesto en imágenes un ejemplo de estos materiales:
Puzle

Este puzle es un ejemplo de los puzles con los que se pueden trabajar aspectos de biología. Lo especial de estos rompecabezas es que estan divididas las partes del cuerpo del animal y podemos irles nombrando la cabeza, el cuerpo, las patas… Luego el niño también debe componer la figura y reconocer donde va cada una de esas partes.

Torre rosa

La torre rosa es uno de los materiales estrella, sobre todo para mi Biel. Caló hondo en mi niño ya que ahora le encanta hacer torres. Fue verla e irse directa a ella. Llama la atención que sea de madera, con lo cuál tiene su considerable peso, además que los cubos no estan huecos como los cubos que podemos encontrar en diferentes  tiendas. Otro aspecto a tener en cuenta es que todos los cubos son del mismo color, exceptuando el pequeño, de un centímetro, que sirve para comprovar que la distancia que se ha dejado al centrar los cubos en la torre es de esa medida (la diferencia de medida era de un centímetro entre cubo y cubo).  Como dicen en la web, son muchos los conceptos que se desarrollan: la percepción visual (de 1cm), la concentración,  las matemáticas, así como lenguaje y conceptos: tamaño (grande-pequeño), geometría (cubo), color (rosa), peso (ligero-pesado), tacto (los lados suaves, las aristas). En el enlace que os dejo explican las diferentes maneras de presentar la torre y de trabajar con ella. 


Cubitera para clasificar

Este tipo de material no me quedé especialmente con el nombre, pero sí con su función y es la de clasificar estos elementos según el color. Con este material, como con el que os he presentado hasta ahora como con el que haré a continuación, se trabaja la motricidad fina, en la que se tiene en cuenta la mano, para conseguir hacer bien “la pinza” con los dedos índice y pulgar.

Lo bueno de este material es que se puede hacer en casa con una cubitera, pegatinas de colores (gomets) y piezas con ese color. Además, se puede complementar con unas pinzas, que se usaran cuando el niño ya tenga dominada la pinza manual.

Cilindros con botón

Otro de los materiales que me llamaron la atención, y a mi hijo también, fueron los cilindros con botón. El material viene compuesto de cuatro barras con diferentes tipos de cilindros. Se presentan de uno en uno y se cambia de barra una vez el niño tenga superado el primero. Cada barra tiene su particularidad y es genial para sorprender a los pequeños. 





Además de estos materiales, presentó otros muchos sobre geografía, lenguaje, sensoriales… y nos dió algunas ideas para poder hacer nosotros en casa con nuestros hijos. Me gustó mucho la filosofía del método ya que encuentro que es fundamental darle esta libertad de elección a los niños, que elijan ellos qué es lo que quieren aprender, que ellos vean cuando cometen errores, que sean capaces de buscarles solución ellos solos y nosotros seamos sus guías pero no los que digan como deben hacer las cosas, corregirlas al momento sin darles opción a que ellos vean si está bien o no… Esto les hace crecer cognitivamente, les abre la mente. Además que hay que inculcarles el respeto hacia los materiales, la paciencia, la observación… como bien he dicho antes, es importante la comunicación que entablemos con ellos, tanto la verbal como la gestual. Con la observación aprenden. 
Recomiendo que echeis un vistazo a su web para ver más materiales además de juguetes que también sirven para aprender. 
Y en cuanto al lugar donde tuvo el evento tengo que decir que es una cafetería muy mona, adaptada totalmente a las famílias que van con niños pequeños ya que tienen todo lo indispensable para que ellos puedan entretenerse mientras te tomas un café o algo, e incluso puedes pedir papillas para los peques, como nosotros hicimos con Biel para que merendara allí: con fruta natural, buenísima como las de casa. 
Después de la charla nos juntamos algunos de los blogueros (y familia) que asistimos, básicamente los que nos conocíamos de nuestros blogs. Pude poner cara y voz a mi querida Raquel, a Jenni y conocer a los papás de Joan Petit. Pasé un rato muy agradable con todos ellos aunque coincidimos en que fue una pena no habernos podido presentar durante el evento y así conocer a los demás blogueros. 
Anuncios

Once upon a time… "Welcome Spring"

Ahora estaba pensando en que hace días que no recomiendo ningún cuento para niños ni libros para los/las bloggers y justo me he dado cuenta que la primavera había llegado ya y que podía seguir con mi recomendación de cuentos de la serie “Welcome…” de la editorial Scholastic.
Ahora, como no, sería “Welcome Spring” y es que hace muy poquitos días que esta estación del año ya está con nosotros. Con ella llega el buen tiempo, más horas de luz, los campos florecen pero a la vez llegan también los cambios de tiempo: con lluvia, fresquito a la sombra… El caso es que es una estación del año bonita para vivir con nuestros peques, como el resto de estaciones. La cuestión es encontrar el momento y las ganas de ver y vivir lo bonito del día a día y descubrir estos cambios con ellos.
En este cuento, de imágenes coloridas y de texturas distintas, podemos explicar nuestros pequeños qué aspectos son característicos de la primavera.
DSC01409La primera plana directamente nos dice “It’s spring! Smell the flowers growing in the yard.” y sale una niña oliendo unas flores, imágen muy característica de esta estación. En ella, nuestros niños podrán tocar los suaves pétalos de la flor.
En la siguiente imagen aparece otro aspecto propio de la primavera, los pájaros cantan al buen tiempo. El texto que acompaña dice “Hear the birds chirping in the trees.” Los peques podrán identificar a los pájaros e incluso podemos imitar el sonido que hacen. Para experimentar con las texturas les podremos pedir que toquen el plumaje de los pájaros, en este caso aterciopelado.
DSC01410  En las dos siguientes páginas, otro elemento típico: la lluvia. “Uh-oh! Raindrops land on your nose! You wear your rain boots and SPLASH in the puddles”. Y es que… aunque no fuera primavera aún, ¿quién no ha experimentado la lluvia con sus peques? ¿Y pisar los charcos? ¡Les encanta! Podremos recordar la lluvia que hemos vivido tocando las gotas de lluvia, brillantes y suaves o tocar las botas de lluvia de la protagonista del cuento.
Y por último, un gran paraguas tapa el rostro de nuestra protagonista, que grita “It’s spring!” y este paraguas es una solapa que podemos pasar y descubrir a la madre y a la niña bajo un sol brillante y rodeadas de flores y mariposas a las que acompaña el texto “And you’re safe and dry in Mommy’s arms.”
DSC01412
DSC01413
Y para acompañar la entrada, una canción que es casi como un himno para mis niños del cole (y para mí) y que además va muy bien para aprender/repasar los colores en inglés. En ella se canta al arco iris, que siempre aparece tras la lluvia cuando aparece el sol.
A disfrutar de la primavera y del inicio del buen tiempo… ¡pero atención con los resfriados! 😉

Viernes dando la nota (8): Alma (Mägo de Oz)

¡Buenas tardes-noches! Es viernes por fin, y éste en particular lo estaba deseando desde hace mucho tiempo, y es que hoy empiezo vacaciones por Semana Santa: una semanita bien buena que esperaba como agua de mayo. Y no solo por lo cansada que me pueda sentir por el embarazo, si no porque este curso la energía la tengo bajo tierra, los nervios alterados, y bueno… si no me tomo un descanso y desconecto no sé como acabaré el curso. Además, justo hoy me han dicho que cuentan conmigo para un tipo de trabajo que yo no he hecho nunca y me gusta que hayan pensado en mí (para que negarlo) aunque esto implicará más trabajo, responsabilidad… pero también experiencia al fin y al cabo. El caso es que me espera un tercer trimestre llenito de proyectos, novedades, excursiones y todo esto añadirle una barriga creciente. Acabaré el curso que estaré de siete meses, a ver si aguanto bien el trabajo como hice con el embarazo de Biel (que ya digo que está siendo muy diferente).  
Y otra cosa por la que estaba esperando estas vacaciones es que conoceré a una amiga bloguera, aunque ahora hace tiempo que ando un poco desconectada de todo, pero me hace mucha ilusión ponerle cara y voz  a Raquel de Cuando los sueños despiertan. Además que lo haré en una charla de Madresfera la cual también me hace mucha ilusión ir para conocer más acerca del método Montessori (ya que nos interesa y mucho de cara a la educación de nuestro/s peque/s).
Así que hoy, tras este rollito de primavera que os he contado, comparto esta canción para el “Viernes dando la nota”: Alma de Mägo de Oz ya que me recuerda a viajes que hemos hecho mi marido y yo, en coche, con la música a tope, cantando voz en grito. ¡Espero que os guste!

document.write(”);

Semana 12

Semana 12
Hoy me han vuelto a repetir la ecografía que suelen hacer en la semana 12 porque ahora sí que estoy de esta  semana (recordatorio: hace un par de semanas fui ya que debido a que no me anoté la fecha de la última regla y di una orientativa y, partir de ésta, me fueron programando las visitas, y en la ecografía de hace dos semanas descubrieron que en realidad estaba de 10 semanas, o sea que no se podía medir y ver el feto como se debería).
Hoy todo ha ido bien y, de nuevo, ha sido toda una experiencia poder volver a ver a este pequeñín o pequeñina que crece en mí.  He de reconocer que llevo unos días muy nerviosa y no estoy nada tranquila en este embarazo, así que iba con cierto miedo por si algo iba mal (aunque en la eco de hace dos semanas me dijeron que todo iba bien). Oír el latir del corazón del peque y ver como se movía me ha dado tranquilidad de comprobar que iba bien. Todos los parámetros que miran en esta eco estaban dentro de la normalidad. 
Una de las imágenes más curiosas que he visto, y que la ecógrafa me ha dejado ver ya que era en el momento que ella estaba haciendo su faena sola, es decir, mi marido no estaba dentro y yo no podía mirar la pantalla aún, ha sido la del cordón umbilical del peque. Se veía perfectamente, solo el cordón, sin el niño o la niña en la imágen. Me ha dicho la chica que rara vez se deja coger una imágen como esa. También me han hecho toser para ver si se movía y se dejaba calcular el pliegue nucal, y he visto como a causa de la tos el feto se movía bastante. Así que el/la pobre debe estar estos días hasta el moño de mí porque no paro de toser ni estornudar. Luego, ya con mi marido dentro, nos han enseñado todo el feto, los órganos que se podían ver, sus manitas, las piernas que primero tenía cruzadas y luego ha estirado, su nariz… hoy se veía muy bien la imagen. Llegan a perfeccionar más las máquinas estas y dentro de unos años veremos directamente como está el feto en realidad dentro, con su color real.
Al llegar a casa he comparado la eco de Biel y ésta, para ver como eran de diferentes o iguales… Y resulta que con Biel estaba de 11+5 y medía 51mm (5,1cm) y en ésta estoy de 12+5 y mide 66mm (6,6cm), o sea que de momento es un pelín más largo/a aunque se lleven una semana. 😉
Ahora falta la visita con la ginecóloga, que me dará los resultados de la analítica que me hice. Con esto ya estaré más tranquila también. Pero tengo que esperar a después de Semana Santa. 
Y nada, a parte de esta prueba médica pocas novedades tengo respecto al embarazo. Sigo con los mismos malestares. Lo único que noto es que, a pesar de haber perdido cuatro quilos, se me está empezando a poner barriguilla de embarazada (pequeña aún, eh!)… Con Biel no se dejó ver hasta la semana 20 o más.
Y ya está, dentro de poco entro en la semana 13, a ver si mejoran mis malestares y dejo de tener ascos a la comida. Ya os iré contando.

Charla-taller sobre porteo

El viernes tuve la suerte de poder asistir a la charla-taller sobre porteo, que impartió Nakadi y que organizó Madresfera, en Barcelona. El encuentro tuvo lugar en una tiendecita muy mammaproof que ya conocía y que más de una vez hemos ido, La Ludoteka.
La charla estuvo muy bien y fue una tarde amena. Se propusieron temas como si el porteo estaba estrictamente ligado con la lactancia o a un tipo de crianza en concreto y yo creo que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Lo que sí creo es que hay un beneficio para la lactancia, ya que es cómodo tanto para el bebé como para la madre, pero no tiene porque estar estrictamente relacionado. De hecho nosotros empezamos a portear sin pensar la lactancia (ni tan solo llegué a pensar que me hubiera ido bien). Fue luego al ir leyendo sobre el tema que vi que era uno de los beneficios del porteo.
Luego la chica de Nakadi nos enseñó lo que era una mochila colgona y cuáles eran los portabebés ergonómicos. A parte de enseñárnoslos físicamente, nos explicó el porqué era importante escoger uno ergonómico, y es que ya no solo la salud del porteador está en juego sino la de nuestro bebé, ya que no respeta su postura natural y le puede dañar la espalda. También nos dijo los beneficios del porteo, que más de una vez he comentado:
-Comodidad al tener las manos libres. Poder usarlo en casa también es una opción si el peque reclama brazos y mimitos.
-Mayor autoestima de nuestro bebé. Al tenerlos tan cerca les damos un plus de seguridad y apoyo.
Además de la charla, pudimos probar los diferentes portabebés que trajo. Yo me atreví con el fular elástico, ya que me gustaría comprarme uno para portear al bebé que viene en camino desde el día 1, pero la verdad es que no salí muy airosa de la prueba… Debo practicar más con los nudos. Y desde que lo probé, llevo un par de noches soñando con nuevos portabebés: fulares elásticos, bandoleras de anillas (que quedan monísimas puestas)… Ay, ¡si pudiera tendría más de un portabebés!
Mirad que de fulares elásticos tan monos tienen en su web:
nakadi_barcelona_fular_elastico_lennylamb_ruby
nakadi_barcelona_fular_elastico_petrol_star_turquoise_2
En definitiva fue una tarde amena, de risas, bromas, merienda y aprender cositas de porteo. Y todo acompañado de mamis blogueras con sus hijos e hijas, que todos se portaron muy bien, y la embajadora por parte de Madresfera, Peineta.
Más sobre la charla de Nakadi:
Si queréis leer más sobre esa tarde, han escrito estos dos posts que son geniales, y veréis las fotos que sacaron de la tarde: preciosas. Solo con ver esas caras de felicidad en los niños ya merece la pena portear:
Una mamá diseñadora: Porteo para todos.
Más sobre mi experiencia en porteo:
Y si queréis leer más sobre mi experiencia en el porteo, en su día escribí estas entradas:

Volvemos a ir de médicos

Esta vez os escribo porque de nuevo volvemos a ir de médicos, aunque esta vez sea más por mí que por el peque (que también tuvo su ración la semana pasada). El caso es que ya llevo un tiempo esperando poder dar la noticia y ya no aguanto más… así que ahí va:
Mi pequeñin/a
Sí, sí… no es la eco de Biel. Es la eco del nuevo mini-proyecto que viene en camino. El caso es que no me apunté la última regla y cuando me la preguntaron en la primera visita con la comadrona, tuve que decir una orientativa. Y la cagué. Resulta que ese último mes se me debió retrasar y fuimos contando las semanas mal.
Me hicieron pruebas antes de tiempo y ahora las he tenido que volver a programar según la semana real que estoy. 
El martes pasado me hicieron la eco que normalmente hacen en la semana 12 para poder estudiar y medir el cuerpecito del feto, pero al estar de menos semanas (estaba de 10.5 semanas) no lo pudieron hacer y ahora tengo que esperar a la siguiente ecografía. Lo bueno es que lo volveré a ver, o la volveré a ver.
Nos enseñaron sus manitas, piernecitas, como sonaba el corazón y la verdad es que me hizo mucha ilusión poder verlo y empezar a sentir la emoción de vivir un nuevo embarazo.
De momento ya puedo contar las diferencias y las semejanzas que tuve con el embarazo de Biel:
-La primera y gran semejanza es el agotamiento físico. No puedo con mi alma. 
-La diferencia es que con Biel llegaba a casa, me tumbaba, dormía las horas que hiciera falta y ya está. Ahora no. Ahora tengo que esperar a la noche para descansar porque por las tardes es imposible. Biel está activo 100% y quiere descubrir y explorar todo. Además, estos últimos días ha estado malito y tenía doble sentimiento de mamitis.
-Otra diferencia es que con Biel no tuve nauseas, ni aversión a los alimentos (algún día puntual, pero nada fuera de lo normal). Ahora CADA noche es un suplicio ver o pensar en comida. Mi pobre marido ya no sabe que hacer o proponerme para cenar. Acabo comiendo algo de cereales, fruta, o meriendo con un buen bocadillo para no cenar. Lo bueno es que no llego a vomitar (solo un día) pero ya solo sentir el asco ya da bastante rabia. He perdido 3 quilos desde que sé que estoy preñada (ya los podía haber perdido antes).
-A nivel emocional coincido en los dos embarazos: más sensible, irritable… en fin, un amor.
Y nada, a Biel no se lo hemos dicho de manera directa, con la frase “tendrás un hermanito/a”, si no que ha ido oyendo conversaciones sobre el tema, así que imagino que debe pensar que algo está pasando, aunque no sabe exactamente el qué. Le daremos la noticia cuando yo tenga más barrigón y sea físicamente visible que algo está pasando.
A parte de todo esto, como ya he dicho, estamos muy emocionados con la noticia y yo ya estoy empezando a montarme la historia de lo que haré y lo que dejaré de hacer con el nuevo bebé. De momento, la primera cosa que tenía pensada era portear des del principio. Ya estoy mirando modelos y marcas, que también pude conocer de nuevas gracias a la charla de porteo que dio Nakadi el viernes pasado gracias a Madresfera (que ya contaré cuando esté inspirada… antes he intentado escribir sobre el tema pero va a ser que mis neuronas no estaban suficientemente activas).
Ya os iré contando más cositas sobre el embarazo.