Cajita de Diciembre de Nonabox

Hace unos días os escribí acerca de mi suscripción de tres meses de las cajas de productos que selecciona Nonabox para la madre y el bebé (Mis cajitas de Nonabox) y hoy quisiera hablaros de la última que recibí, la de diciembre.

CAJA DE DICIEMBRE

Productos de diciembre

Productos de diciembre

Para empezar, esta es la primera caja a mi segunda suscripción. Empecé comprando solo para tres meses, pero como quedé bastante satisfecha y además había lo del proyecto de NaviDar, me decidí comprar otra suscripción de tres meses. A ver qué tal sale esta vez. De momento, la caja del mes pasado fue bastante satisfactoria. Os explico qué productos había:

Pegatina para el coche, aviso de Bebé a Bordo, de la marca Nicolasito-Vinilos infantiles: un diseño bonito para poner en el coche. Nosotros ya tenemos uno y no creo que lo usemos, pero está muy bien!

-Gel de baño y aceite de masaje de Alqvimia: esta marca ha presentado una nueva gama con estos productos para los más pequeños. Son productos 100% naturales y en la caja nos han enviado dos potecitos pequeños de muestra. Tienen una fragancia a cítricos, muy fresca. Tendremos que probarlos.

-Colonia Denenes: la clásica. Huele muy bien.

-Chupetero de Tatilei: modelo rosa, de corazón… Hecho de madera y muy bonito. Lástima que a Aina no le van los chupetes.

-Emulsión hidratante de BioCare: la crema hidratante de esta marca que ya recibimos el gel en la cajita de septiembre. Tampoco la hemos probado pues Aina tiene piel atópica… así que se quedará por estrenar.

-Pañales BioBaby de Moltex: son suaves al tacto y son ecológicos. Dicen que tienen un gran poder de absorción y que respetan al máximo la piel de los más pequeños. Cuando los hayamos probado ya os contaré qué tal. De momento tienen buena pinta y tienen un diseño muy bonito.

-Tortuga de peluche de Cloud B, de los llamados Soothing Puppets: es un peluche muy suave que llevan dos bolsas de gel, tanto para frío como para calor, por lo que es ideal por si el bebé se da algun golpe o si se le quiere calmar con su calor. Es un peluche muy mono, y que me haya tocado la tortuga me parece ideal, me encantan!! Tal vez no es tan llamativa como la mariquita o tan dulce como la jirafa, pero han dado en el clavo.

DSC01722

Nuestra tortuga… ¡Aún no tiene nombre!

Des del día de Navidad que es propiedad de Aina, aunque a Biel le gustó mucho cuando abrimos el paquete. Si probamos lo de las bolsitas de gel ya os diré qué tal va, si no como peluche ya veis que es una monada. El producto estrella del mes sin duda.

¿Con qué me quedo este mes? Sin dudar con el peluche. Muy vistoso y compensa el precio de la caja él solito. Todos los productos de este mes son muy útiles; salvo la pegatina (porque ya tenemos una), la crema hidratante (por el tema piel atópica) y el chupetero (que es bonito pero no le daremos uso de momento, por lo que parece), el resto serán usados en un momento u otro.

Y comentar que cuando me trajeron la caja, el mensajero se llevó la mía que tenía preparada para NaviDar. Elegí varios productos con ilusión (algunos regalándolos con pena, no os penséis, yo que soy muy apegada a las cosas) y los puse en la caja de noviembre para que los disfrutara una familia con menos recursos. ¡Espero que la estén disfrutando!

Mi caja de NaviDar

Mi caja de NaviDar

Como podéis ver, en la caja puse un poco de todo: un cuento con sonido, un juguete, ropa, gel y aceite de baño, un chupete, colonia para la madre… Cosas sencillas pero útiles. Espero que le haya gustado a la familia que le haya tocado.

A finales de este mes recibiré la cajita de enero, ya os informaré qué tal es.

Anuncios

Visita al Centre d’Apropament a la Natura y Cagatió

Hoy ha sido un día muy completo. Hemos visitado el Centre d’Apropament a la Natura y hemos hecho nuestro propio Cagatió gracias a una oferta que vi en la pàgina web de Salir en Familia. La visita consistía en ver y tocar los animales que tienen en una granja del centro, que resulta que no solo era granja, ya os explicaré con detalle, y hacer el  Cagatió. Al comprar la oferta me pensaba que el niño tendría que cagar el tió, pero resulta que no: teníamos que hacer una gimcana y crear nuestro propio tió.

Nos hemos levantado pronto pues teníamos que estar un poco antes de las once en el lugar y desde nuestra casa es una hora y algo de coche. Así que hemos cargado bolsas y niños y allí nos hemos plantado. Es fácil de llegar, lo único que debemos estar atentos a las indicaciones de los cárteles una vez llegamos al pueblo de Navàs. El último tramo para llegar a la granja es un camino de montaña, tal cual; pero el coche ha superado el camino. Al llegar hacía frío, estábamos a cero grados, pero el solecito acompañaba y se estaba bien. Así que el día no podía empezar mejor.

Una vez entregados los tickets, hemos entrado en las instalaciones. Lo primero de todo hemos desayunado un poco en la zona de picnic que tienen. Luego ha venido la monitora y ha empezado a explicarnos en qué consistía el recorrido y las normas que habían. Tengo que decir que tanto esta chica como la monitora del taller que hemos hecho por la tarde han llevado muy bien el grupo de niños (y padres). Han sido dos actividades muy entretenidas para los peques. Biel estaba muy atento a todas las explicaciones que iban dando y lo ha hecho todo muy bien.

La primera faena que hemos hecho ha sido dar de comer a los animales de la granja. En ella habían cabras, ocas, cerdos vietnamitas, ovejas… Algunos los dejaban sueltos fuera de la jaula y a otros teníamos que entrar dentro para dar de comer. Biel ha sido muy aplicado y no se ha asustado para dar de comer a los animalitos. Al acabar esta parte hemos ido a ver las aves: todo tipo de gallos y gallinas, palomas, faisanes, pavos…  Esta sería la parte de granja que todos conocemos y damos por hecho. Pero éste era un centro para acercarnos a la naturaleza y concienciarnos del hábitat natural de los animales, así que habían animales salvajes también y una zona de Tocatoca. En la zona de animales salvajes hemos dado de comer a ciervos y emús. Luego había la sección de animales peligrosos que allí solo entraba la monitora y nos explicaba peculiaridades de los animales: mapaches, coatís, puercos espines… También había otra zona de aves rapaces. En el Tocatoca hemos podido tocar a animales tan diferentes como una cobaya, una boa constrictor y una tarántula, entre otros.

Con diferentes animales del centro

Con diferentes animales del centro

En el TocaToca

En el TocaToca

Esta ha sido la primera parte de la mañana y nos hemos ido a comer a la zona de picnic. Tenían diferentes tipos de mesas y una zona muy amplia para que los niños jugaran. La comida nos la hemos traído nosotros de casa, no entraba en el plan de visita. Además, en el bar solo podían ofrecer bebidas, no tenían de comer, así que si os planteais ir pensad en llevar comida. Hemos aprovechado para descansar al solecito mientras comíamos y hemos jugado un poco antes de empezar la actividad de la tarde: hacer nuestro propio tió.

La actividad estrella. Aquí ya sufría por si Biel estaba cansado, pero que va… se ha portado aún mejor si cabe, atendiendo a la monitora, se ha dejado ayudar en las diferentes actividades y ha hecho lo que ha podido del tió (actividad básicamente para hacer los adultos pues se tenía que grapar mucho y eso era peligroso para los peques). El taller ha estado muy bien y me ha gustado mucho la forma en que lo ha llevado la monitora, dándole toques de magia al hacer ver que hablaba con los árboles grandes del bosque, exagerando un poco el tono y los movimientos para que los peques estuvieran al 100%. Y lo ha conseguido.

La actividad consistía en una gimcana: los árboles grandes del bosque habían preparado cuatro pruebas. Si las superaban tendrían una sorpresa. Las pruebas eran tan divertidas como buscar bolas del árbol de Navidad, que los gatos habían escondido, buscar la figura del caganer que se había ido del belén, saltar en una especie de xarranca, cantar unos villancicos… como lo hemos hecho todo tan bien, los árboles han dejado pequeños troncos cortados repartidos por el bosque. Cada niño ha cogido uno y con ese tronco hemos montado nuestro tió.

BeFunky_PhotoFunia-6436db7.jpg

Primera y segunda prueba

BeFunky_PhotoFunia-6438a22.jpg

En la xarranca

BeFunky_PhotoFunia-643a39f.jpg

Nuestro tió

Una vez finalizada la actividad ya era la hora de irnos, hemos cogido el coche y para casa, con la sensación de haber pasado un día magnífico en familia.

Va de libros acerca la Navidad

Una vez más os hablo de libros aunque esta vez he creído conveniente traer algunos títulos de libros que hablen acerca la Navidad. Hay cantidades de ellos y las opciones son infinitas: podemos encontrar multitud del simpático Santa Claus, otros de los Reyes Magos, otros más de cultura popular como puede ser el Caga Tió y otros que tratan la Navidad como tal, sin centrarse en una figura en concreto.

Para no estar en desacorde con mi blog, os hablo de los que conozco y así os explico mi visión de ellos y el grado de satisfacción del niño.

Tenemos tres libros que tratan el tema de la Navidad: El Pare Noel (Ed. Susaeta), Celebrem el Nadal (Ed. Barcanova) y Merry Christmas, Mouse! (Ed. HarperCollins). Los tres son totalmente distintos y, para mí, tienen diferentes funciones aunque los tres traten el mismo tema y podamos hablar de ello con los tres.

El Pare Noel es un cuento que contiene además cuatro sonidos navideños. Es una historia sencilla acerca la noche de Navidad, en que Papá Noel va a casa de unos niños a dejar los regalos pertinentes. Es una historia corta en que en cada página debemos acompañarla con el sonido que toque. El niño tiene que relacionar la imagen que sale en la página con el botón que hay de los cuatro sonidos disponibles. Así, mientras leemos la historia podemos ambientarla poniendo el sonido de la risa de Papá Noel o de un villancico. Es un cuento con simpáticas ilustraciones y además tiene el plus de los botones musicales. A mi hijo le gusta mucho leer la historia, señalar el dibujo que aparece en la página con el botón (relacionarlo) e imitar el sonido.

BR Santa Cover_CAT.indd, page 1 @ Preflight

Celebrem el Nadal, con ilustraciones de Anna Clariana, es un cuento con el que podemos explicar al niño la tradición de la Navidad, de toda la festividad, no solo centrarse en el día 25 y la llegada de Papá Noel o el Caga Tió. Al ser una versión catalana se basa en la tradición de Cataluña, así que no explica la llegada de Papá Noel si no la del Caga Tió y los Reyes Magos. Es un cuento tierno porque no solo habla del consumismo o de los regalos que puedan llegar a recibir los niños si no que también hay imágenes señalando que en Navidad las calles se llenan de luces, también se adorna un árbol, se monta el pesebre, se junta la familia… Une todos estos elementos que convierten la Navidad en una fiesta mágica. A mí me parece muy apropiado para poder explicar nuestras tradiciones y que vea la Navidad como algo más que recibir regalos (que aún nuestro hijo no lo ve como tal porque es muy pequeño, pero a medida que los niños crecen solo se centran en los juguetes y hay que hacerles ver que la Navidad es más que eso).

celebrem-el-nadal-9788448931049

Merry Christmas, Mouse! pertenece a la colección de “An if you give…book”. He descubierto que en esta colección hay toda una serie de títulos publicados con diferentes animales como protagonistas, pero hay que señalar que este ratón es protagonista de un libro que se considera ya un clásico contemporáneo (If You Give a Mouse a Cookie). Me ha sorprendido porque no lo conocía así que ahora tendré que investigar más sobre él.  De todas formas, el que tenemos nosotros, el de Merry Christmas, trata de un pequeño ratón que vive la aventura de montar un árbol. Página a página vamos enumerando del 1 al 10 elementos típicos (o no tan típicos) con que nos podemos encontrar en un árbol. Al final de la historia Mouse se da cuenta de lo que pasa por sobrecargar el árbol. Este libro nos ayuda a reforzar la numeración y relacionar el número con la cantidad. A mi hijo le gusta mucho pues ahora que conoce todos los números del 1 al 10 le gusta irlos enumerando y señalando las imágenes del árbol.

mousexmas

Los tres cuentos tienen la característica de que son de cartón duro, por lo que podemos estar tranquilos de que no los rompan (a no ser que se pongan en plan “destroyer”) y su tamaño también es apropiado para que lo puedan manejar los más pequeños.

Y vosotros, ¿tenéis cuentos temáticos? ¿Cuáles os gustan más para estas fiestas tan señaladas?

Taller de Árboles de Navidad por Lingosworld

Image

Esta mañana hemos asistido a un taller de Árboles de Navidad, a cargo de Lingosworld. Es la primera vez que vamos a un taller de este tipo, de crear nuestras primeras cositas con materiales reciclados. El taller ha tenido lugar en casa de la familia de Lingosworld, un piso precioso, lleno de manualidades decorándolo, y allí nos hemos reunido 4 familias: Sandra, la teacher, con su pareja e hijo, Bea de Mama de Dos y su hija pequeña, otra pareja muy simpática (y competitivos entre ellos mismos, pero de buen rollo; dándole salsa a la vida, como dicen jaja) y sus dos hijas, y nosotros cuatro. El espacio inicial era una sala en el barrio de Gracia pero al final se ha hecho en su piso y hemos estado muy bien allí. Desde aquí, Sandra, ¡gracias por permitirnos entrar en tu casa para el taller!

A lo que iba: nos apuntamos con la idea de que Biel participara en el montaje del árbol, ya que pensamos que le haría gracia puesto que estas últimas semanas nos hemos dedicado a los manuales en casa, pero hoy no estaba receptivo y no ha querido hacer nada (bueno, poner un poco de pegamento un momento y enseguida se ha ido a jugar). Así que Papá Bloguero y yo nos hemos dedicado a hacer el árbol. ¡Nos lo hemos pasado muy bien!

Image

Como ya he dicho, el taller consistía en hacer el árbol con materiales reciclados. Sandra nos ha facilitado la base del árbol, de CartónCartón, un montón de papeles decorados para escoger, washitapes y otros elementos de ornamentación del árbol (bolitas, estrellitas, purpurina, etc). Nos hemos puesto manos a la obra eligiendo el papel para vestir nuestro árbol y luego era tan sencillo como reseguir el contorno del árbol en el papel para poder cortarlo y posteriormente engancharlo. Una vez teníamos los papeles enganchados en el árbol juntabas las dos bases de árbol para que quedase montado el árbol de pie. Entonces hemos empezado a añadirle los elementos para decorarlos: estrellas, bolas…

Lo bonito es que no ha habido un solo árbol igual. Todos eran distintos y todos preciosos. Y además, el ambiente mientras decorábamos el árbol era muy bueno: hemos charlado, desayunado, jugado con los niños (¡esos papás!) y, en definitiva, hemos pasado una mañana muy entretenida.

Os dejo con fotos del taller y espero animarme a hacer más cositas de estas, pues es divertido, sencillo y muy vistoso. ¿Vosotros también os animáis?

Image

Image

Image

¡Ya han pasado los Reyes!

Un año más, ha pasado ya el día de Reyes, con su noche mágica y su madrugada especial. Nosotros fuimos ayer a la cabalgata de Reyes, la segunda de mi niño, pero esta vez la ha vivido con más curiosidad, aunque se agarraba con tal fuerza que algo nos decía que eran nervios o incertidumbre no saber bien bien qué está pasando. Ayer vivimos sus primeros fuegos artificiales y los aguantó muy bien, sin llorar como temía ya que de pequeño los petardos no le gustaban nada.
Y esta madrugada ha sucedido lo mágico: los Reyes nos han dejado regalitos por todo el comedor, y en otras casas, y viendo la de cositas bonitas que nos han dejado, será que nos hemos portado bien, ¿no? Papá de Biel y yo no nos podemos quejar en absoluto: cositas frikis de las que nos gustan, libros, DVDs de series y películas, cds, ropa y una notita de SSMM diciendo que me dejaba algo de dinerito para cuando me aclarara de si quiero un ebook o una tablet 😉 Por cierto, de libro me han dejado la segunda parte de la trilogía de Katherine Pancol, El vals lento de las tortugas, así que tengo pendiente de leérmelo y hacer reseña como ya hice con el primero (Los ojos amarillos de los cocodrilos).
Con su mega circuito Beep Beep
Volviendo a esta mañana, el niño ha despertado tras protestar un poquito (¡era muy pronto!) y  después de salir corriendo de la habitación y tras ver el montón de paquetes que había por el comedor, se ha dado cuenta que tenía un circuito montado, con sus coches circulando. 
Se ha emocionado de ver sus coches y ha jugado un poco con el circuito, aunque enseguida lo ha desmontado… ¡con lo que debió costar de montar a los pobres Reyes! 
En el resto de casas le han dejado más y más coches para completar su colección, un par de cuentos también, uno especial con sonidos de instrumentos musicales, que tanto le gustan (todo un éxito), y una cajita con más piezas de Duplo.
Jugando con los coches
En fin, ha sido un día agotador pero bonito, viviendo la magia y disfrutando del peque al máximo. 
El año que viene más… ¿nos portaremos tan bien como este año? 😉

Jugando con… Playmobil 123

 

¿Quién no ha jugado alguna vez con Playmobils? Cuando era pequeña era mi juguete favorito, me encantaba montar sus casas, con dos pisos, con sus escaleras, las habitaciones… luego formaba las familias: los que iban vestidos de rojo, los de amarillo, los de azul, los de blanco, los de verde… Había familias muy numerosas y otras que en cambio tenían pocos miembros. Tenia todo el comedor invadido por estos simpáticos personajes. 

 
Pues bien, hay una variedad para los más pequeños, el Playmobil 123, y la verdad es que son super entrañables también. Nos regalaron un camión de basuras para el santo del niño y al peque le encantó (tengo que decir que adora todo tipo de vehículo). Ahora que ha pasado un poco más de tiempo he podido observar que juega un poco más, ya no solo hace rodar al camión en su circuito inacabable de coches (un día me dedicaré a los vehículos exclusivamente). 
Papá Noel ha sido bastante generoso y le ha dejado más Playmobils para que pueda completar la colección: un camión con garaje, en el que le podemos cargar diferentes cajas, saco de patatas, barriles; también le ha traído a una niñita muy simpática y sus mascotas: un conejo, un perro y un gato; y por último, el arca de Noé. 
Lo que me gusta de estos Playmobils es que no sólo se limitan a ser muñecos para que el peque desarrolle su imaginación con el juego, para esto tal vez aún es un poco pequeño para que se monte sus historias y se entretenga con ellas, sino que además estan hechos de tal manera que los peques puedan desenvolupar diferentes habilidades manipulativas o la lógica, como por ejemplo poner las formas en sus respectivos espacios, o encajar la rampa en el arca, juntar los animales por parejas, y hacer los sonidos de ellos (cosa que le encanta a mi niño).
 
 

Aquí podemos jugar a aparcar el camión dentro de su garaje. Pero también podemos introducir el saco, el barril o la caja por sus agujeros correspondientes.

 

Con el camión de la basura también podemos colocar los recipientes en sus respectivos espacios: el círculo, el óvalo…

 

Con el Arca de Noé podemos subirlos a todos a cubierta y para guardarlos solo tenemos que abrir el arca e introducirlos dentro. Luego lo tapamos con la cubierta y los tenemos bien recogidos, sin que se pierda ni un animal.

 
 
 
 
 
 
 
 

Si ya me gustaban de pequeña a mí, los Playmobils clásicos, éstos para los más pequeños me parecen una auténtica pasada. Y lo mejor, ver que mi niño disfruta también con ellos y le gusta que juguemos juntos… ¿Y creéis que yo me niego a ello?

2013… Año nuevo, ¡ilusiones nuevas!

¡FELIZ AÑO NUEVO! 

Entramos ya en el año 2013, ansiado por muchos para dejar atrás el 2012, lleno de malas experiencias para algunos como puede ser el quedarse sin trabajo, los recortes, o problemas de salud. Como dije en la anterior entrada yo dejo atrás un año lleno de vivencias con mi peque, de primeras veces y de ilusión de verle crecer bien y feliz. Pero llega el 2013 y con él nuevas ilusiones, nuevas vivencias y experiencias… 
Además es un año que me gusta así a simple vista, sin haberlo vivido aún. El 13 es un número que me gusta. Nací en 13, así que no tengo superstición; es más, lo veo como de buena suerta. ¡Así que al menos por esto espero que la tengamos! También será el año en que cambio de década… dejo atrás los 29 y  llegan los 30. De aquí doce días, concretamente. No se harán esperar mucho. 
No sé que otras cosas me depararán, pero insisto en que espero que sean buenas experiencias, emociones y que podamos salir poco a poco de esta crisis.
Por cierto, estoy escribiendo a las 3 de la madrugada, del 1 de enero… quién me diría a mí hace unos años que yo estaría aquí ahora… Justo lo pensaba cuando hemos salido de casa mis padres. Llegaba esta noche y nerviosa esperaba las uvas (esto lo sigo haciendo) y en cuanto me las tomaba nos íbamos con el grupo de amigos a la discoteca o a casa de algún amigo hasta las tantas. Era noche de música, de juerga, de trasnochar. Y ahora, desde hace un año nuestro fin de año se reduce a noche en familia y como muy tarde a la una y media yendo para casa… a dormir. Que todo sea dicho, mi hijo es un juerguista y a la una y media seguía en pie… ¡qué aguante!
Pues eso, a disfrutar de este año, a intentar ver el lado positivo de las cosas, de los cambios que vivimos… y deseo que todos vivamos un feliz 2013!!