Septiembre: ¡Vuelta al cole! o también ¡Bienvenido al cole!

Un año más llega el mes de septiembre, con él el fin de las vacaciones y a su vez la vuelta al trabajo, en mi caso, la vuelta al cole. Un año más, empezamos el día 1 con la puesta a punto al curso, con la entrega del calendario escolar, con sus días lectivos por trimestre, sus días de fiesta, y también las novedades relacionadas con el nuevo curso que entra. Mi novedad es que seré la tutora de 4º de primaria, grupo en el que siempre he estado y me siento a gusto con los niños de esta edad. Esta vez tendré que tomar las riendas del grupo, acompañarles en sus aprendizajes, en sus dudas, en sus éxitos, y no solo a ellos sino también a sus familias, y esto es de lo que yo peco más de novatilla, ya que apenas he tenido entrevistas con los padres y me da respeto.

Pero ese es mi septiembre de cada año.

Este año no solo soy yo la que empieza el cole una vez más sino que hay una personita muy importante que lo empezará por primera vez. A escasos dos días de empezar el cole tengo nervios por saber cómo se sentirá él en la clase. ¿Será de los que llorará mucho al principio y luego se le pasará? ¿Será de los que llorará días y días sin parar? ¿Será de los que no llorará y se lo pasará bien? ¿Será de los que no llorará pero estará deseando irse de allí? … No lo sé. El día 15 no podré acompañarle por la mañana. No lo veré entrar por esa puerta con sus compañeros de P3, de la clase dels Mussols, esos niños que le acompañarán durante la infancia. No lo veré porque yo también estaré recibiendo a los míos, a mis niños de cuarto de primaria. Pero tengo la suerte de tener reducción de jornada y que el lunes tenga la tarde libre, así que iré volando a casa para poder llevarlo y recogerlo a la tarde (no hace adaptación). Estos días ya he estado preparando su mochilita, con su bata, su chandal del cole que tendrá que llevar a modo de “uniforme”… Mi peque se hace mayor. A él de momento no le hace gracia todo esto y es que ser centro de atención le altera y cuando le pides probarse la mochila o la bata o cualquier cosa te monta un cirio, pero bueno… espero que el lunes tenga ilusión por llevarlo y formar parte de los Mussols. Sin duda os hablaré de su primer día, su primera semana, su primer mes… ¡no os libráis! 😉

Para él es su primer septiembre con un ¡Bienvenido al cole!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s