Se acabó el curso

Hace nada os estaba escribiendo acerca del inicio de P3 de Biel y ya ha acabado el curso. Ha pasado volando. ¡No me lo puedo creer!

Ya ha finalizado su etapa de Mussol y ha vivido un montón de experiencias nuevas, ha conocido a un montón de niños, ha aprendido mucho de sus profesores, compañeros… Estoy muy contenta de este primer año: de cómo empezó el curso, de cómo lo ha vivido todo, de la ilusión por ir cada día, de ver su cara feliz cuando está con los compañeros…

Ha participado de todas las festividades: para la castañada se disfrazó de castanyer; para Navidad, de pastorcillo, y aprendió dos canciones y un poema; para carnaval participó de todas las consignas del Rey Carnestoltes y se disfrazó de rockero para la rua de su curso y de egipcio para la rua del AMPA, donde aprendió a compartir, trabajar en equipo y se lo pasó genial mientras hacíamos los disfraces; para Sant Jordi se disfrazó de caballero y me regaló una maravillosa rosa hecha por él; para la Patrona corrió un su primera carrera e hizo entrega de unas flores a la Virgen con un compañero de sexto…

Ha participado y disfrutado de todas las actividades de clase. A parte de las que ya he nombrado, también ha hecho varias excursiones a diferentes parques, fomentando mucho el juego entre ellos (las dos líneas del curso) y aprovechando las salidas para conocer el entorno (trabajo del otoño, el agua…); también ha ido a una granja, donde ha tocado a muchos animales, les ha dado de comer e incluso ha montado en pony por primera vez; y por supuesto ha ido de colonias, dos noches fuera con sus compañeros y profesoras: ¡volvió contentísimo!

Ha ido a piscina cada semana (o casi) ya que es una actividad más dentro del horario escolar y gracias a ello a perdido el miedo que le tenía al agua el verano pasado. Empezó con miedo según los monitores pero ha acabado disfrutando mucho del agua, cosa que hemos podido comprobar en todas las puertas abiertas que hemos ido.

Ha aprendido a dibujar con más detalle (aunque aún no es su fuerte), ha aprendido a sumar, está aprendiendo a leer, ha aprendido a escribir su nombre y otras palabras. Las matemáticas parece ser su fuerte, le encantan los juegos con números, cuenta hasta el cien y más allá, los reconoce… pero también le gustan las letras, las reconoce todas y le gusta saber qué pone en letreros y cuentos que lee. Tiene mucha curiosidad y ya ha empezado a reconocer sílabas que puede leer.

También ha mejorado mucho en su expresión oral. Ahora se le entiende mucho más cuando habla, forma frases completas, razona y hace muuchas preguntas. También ha cogido expresiones y vocabulario de sus compañeros, por lo que muchas veces nos habla más en castellano que nada.

Ha aprendido mucho este año. Muchísimo. Estoy muy orgullosa de él y contenta de como se ha adaptado a la escuela y como ha disfrutado de ella.

Anuncios

¡Me gusta el cole!

Aunque no lo parezca sólo llevamos siete semanas de colegio. Con estas siete semanas ya puedo valorar un poco lo que es la entrada en el mundo de la escuela de Biel.

Como sabréis, si me habéis ido siguiendo a lo largo de los años, mi hijo no ha ido a la guardería (la peque tampoco va). Al principio de todo, antes de quedarme embarazada incluso, pensaba que era necesario llevar a los niños a la guardería: por el tema de aprender conocimientos básicos y sobre todo por el tema de relaciones sociales. Luego tuve a mi hijo, y en el momento en que tenía que decidir si llevarlo a la guardería o no (cuando me incorporé al trabajo) me decanté por el no porque era pequeño, porque en casa ya estaba bien y porque tenía la ayuda de los abuelos, que se ofrecieron a cuidarlo y educarle como nosotros.

Este septiembre pasado llegó el momento de entrar en P3, con la expectación de cómo será su entrada en el colegio, si llorará o no llorará, si le costará adaptarse o no, si se relacionará bien con sus compañeros o no, si atenderá en clase o no… Y con estas siete semanas que han pasado puedo decir que estamos superando la prueba de la entrada en el cole. A falta de hablar con la tutora de aspectos más concretos y específicos, yo, como madre, valoro así sus primeras semanas en P3:

  • Entra y sale de la escuela contento y feliz. Sólo lloró las primeras semanas al dejarle en el servicio de acogida; desde hace un par de semanas entra super tranquilo: me da un beso y abrazo enorme y va decidido hacia la clase (justamente la suya) dónde se quedan los niños de 8 a 9 de la mañana.
  • Se expresa mucho mejor. Como ya he dicho, Biel aprendió mucho estando en casa. Empezó P3 sabiendo todos los colores, la numeración del 1 al 10 asumida e incluso mecánicamente podría contar hasta el 20 con un poco de ayuda, sabía todas las letras del abecedario y sabía algunas canciones. ¿En qué cojeaba? En la expresión oral. No tenía fluidez hablando y costaba entenderle. En el cole hacen juegos de lenguaje como refuerzo a las horas que les toca de lengua y estos juegos son de cariz oral, con lo que ahora Biel tiene mayor fluidez y vocaliza mucho más. Es capaz de mantener una conversación fluida y usa mejor los pronombres personales y tiempos verbales. Ha aprendido muchas canciones nuevas relacionadas con temas que aprenden en clase, tanto en catalán como en inglés. Se pasa el día cantando la de los días de la semana y desde hace un par de semanas está centrado en el tema del otoño, la castañada y en inglés la de Halloween (Trick or treat). Emociona escucharle.
  • Está EntusiasMAT (“entusiasmado”): siguen una nueva y novedosa metodología para enseñar las matemáticas, el EntusiasMAT. Por lo que vemos en casa, atiende y aprende en clase. Desde hace unas semanas, se pasa el día buscando formas geométricas, contando lados, vértices y ángulos; te dice cómo se llama la forma geométrica en cuestión y en el caso de los triángulos te dice tan tranquilamente si se trata de un triángulo equilátero, isósceles o escaleno. Y tan pancho. Nos deja con la boca abierta. Así sí que gustan las matemáticas.
  • Parece integrado: Hay dos días que puedo ir a buscarle al cole por la tarde y uno de ellos, además, puedo llevarle yo a las clases de la tarde. En el momento de entrada, puedo observar que es un niño tímido pero que conoce a sus compañeros y éstos le conocen a él. Vienen a abrazarle y quieren jugar con él. Él se deja. No sé bien bien a qué juega cuando están en el patio ni cómo se relaciona con sus compañeros, pero no parece que esté desplazado. ¿Es tímido? Sí, pero lo sería igual si hubiera ido a la guardería. Estoy segura. Supongo que más adelante tendremos entrevista personalizada con la tutora y ya nos informará con más detalle del tema relaciones sociales.

De momento estoy encantada con su entrada en el cole y con las cosas que van haciendo. Además, esta última semana de octubre han celebrado la castañada (y desde inglés le han enseñado el Halloween). Biel hizo el lunes un dulce para Todos los Santos (una especie de panellet gigante, en crudo), el viernes fue a la escuela vestido de castañero y por la tarde cantaron canciones y bailaron. En cuanto a lo de Halloween, el miércoles, que es cuando tienen inglés, la profesora les dio a elegir un personaje típico de esta festividad y Biel escogió ser un skeleton. Les dio un folio con la cara de un skeleton impresa, a modo de máscara, y fueron por las clases cantando el Trick or Treat. En una de las clases les dieron un caramelo. Biel ha explicado con emoción todas estas cosas que ha ido haciendo en la escuela.

BeFunky_CastanyadaP3.jpg

¿Cómo lleváis vosotros el cole? Y los que van a escuela por primera vez, ¿qué tal? ¿Estáis contentos?

Primera semana de cole

Ya ha pasado la primera semana de cole para Biel y para todos. Podríamos decir que está yendo bien y que va contento a la escuela aunque ya haya soltado la frase “no quiero ir más al cole”… ¡No te queda nada!

El primer día no pude acompañarle porque era también mi primer día, pero mi marido dice que entró decidido y sin mirar atrás. Salió contento según me cuentan y cuando fui a llevarle por la tarde (los lunes libro) entró sin problemas y queriendo ser el primero. Salió contento aunque la profesora nos dijo que a lo largo del día había tenido alguna que otra rabieta en el momento de hacer las actividades, pero las acababa haciendo.

A partir del martes ya empezó a quejarse en el momento de quedarse, pero imagino que al ser la hora de “acogida” es lo que hace que lo vea más extraño y acabe llorando, porque al salir lo hace contento, por la tarde entra bien y tranquilo e incluso su profesora nos ha dicho que está participativo y que le gusta ayudar.

Así que de momento vamos bien.

Pero de hecho, estas semanas son las de adaptación ya que aún no hacen todas las áreas que les toca hacer. La que me hace sufrir más es la de piscina, más que nada porque este verano tuvo una mala experiencia y debido a eso no ha querido bañarse en piscinas o en el mar. A ver como le irá…

La semana que viene tenemos la reunión de P3, que nos explicarán un poco más detalladamente como han ido estos primeros días, pero yo me quedo con esta sonrisa suya cuando vamos al cole.BeFunky_DSC_3910.jpg

P3 a la vuelta de la esquina

ClasseMussols

Biel irá a la clase dels “Mussols” (búhos). El otro día fue la primera reunión de P3 del curso 2014-2015 y nos dieron una explicación de todo lo que irán viviendo el año que viene. Al trabajar en una escuela me es fácil imaginar como serán esos primeros días en el aula, me puedo incluso imaginar como estará mi hijo y lo que hará y dejará de hacer. Pero esto hasta que no llegue el momento no lo sabremos con seguridad.

Como en todos los colegios nos hablaron de los hábitos y de lo que ya no pueden llevar al entrar a P3 (véase pañal diurno, ir en cochecito y llevar chupete). Esto último es lo que tenemos que ir despidiendo este verano, que ya es algo que llevamos pensando de hace tiempo, pero al ser una herramienta de desahogo de mi hijo le hemos ido dejando, pero ahora sí que tocará decirle adiós.

También nos hablaron de las áreas que harán: talleres de lenguaje, matemáticas (con el proyecto EntusiasMAT — que también lo hacemos en mi cole y es genial!! Así que contenta que también lo hagan en la escuela de mi hijo), descubierta de uno mismo y del entorno… y luego las complementarias: una hora de inglés semanal, piscina…

A principios de septiembre tendremos una reunión personalizada con la tutora de los Mussols y tendremos que llevar una bolsita con una muda, toallitas, pañuelos y un cuento que se quedará en la clase. Lo del cuento está bien porque formará parte de la biblioteca de aula… Lo que no me queda claro es si solo será para el presente curso y en junio lo devuelven o se lo quedarán en el cole… Mi marido y yo entendimos cosas diferentes… Porque según si es una cosa u otra les daremos un cuento u otro.

En septiembre empieza una nueva etapa. Biel formará parte de un grupo, aprenderá muchísimas cosas, crecerá… y estoy emocionada por esta nueva etapa.

Y ya llegó el momento de buscar cole

cole02

 

 

Hace ya un par de meses que hemos empezado con la búsqueda de colegio, aunque tenemos bastante claro cuál escoger. Tenemos la suerte que por nuestra zona hay algunos que estan muy bien y de los que además tenemos buenas referencias, así que vamos bastante tranquilos en este aspecto.

Lo que teníamos claro en un principio es que no iría en el que trabajo yo porque es uno pequeño, de una línea, y yo no me veía como profesora de él. También creo que es bueno que cada uno tenga su espacio, tanto él como alumno y yo como maestra. Aunque tengo que reconocer que cada vez que veo a los niños de P3 me imagino como sería ver a mi hijo en la clase, y es que tendría la suerte de poderle ver cada día, ver como trabaja, como se relaciona con sus compañeros y sobre todo verle en todos los festivales e historias que se suelen hacer en los colegios. Pero bueno, pesan otras cosas ante la elección del centro donde pasará tantos años de su vida. Una de las que dimos prioridad es que estuviera cerca de casa y como he dicho, tenemos la suerte de tener un par que nos gusta mucho.

Uno de ellos sigue el método Montessori, aunque no es Montessori 100%. Nos gustó mucho y tiene buenas referencias, aunque las instalaciones son un poco antiguas. El otro que hemos visto es todo lo contrario en cuanto instalaciones: espacios amplios, todas las aulas con PDIs (desde P3 a 2º de Bachillerato). El sistema de enseñanza no es Montessori pero sigue las directrices de formar niños autónomos y despertar su interés por el entorno y la creatividad. El primer colegio lo vimos y visitamos a través de una cita concertada con la directora, en horario escolar, por lo que vimos cómo trabajaban las maestras y los niños (genial). El segundo colegio lo vimos a través de unas puertas abiertas (espectaculares, con múltiples actividades, visitas guiadas, etc) y de una posterior entrevista con la directora que nos habló más cercanamente del centro. Los dos nos gustaron mucho, pero nos decantamos por este segundo centro.

Dentro de unos días empieza el plazo de preinscripción, y como padres primerizos andamos un poco nerviosos por si nos cogerán o no en el que más nos gusta, aunque por suerte (dicen) este será un año en que no creen que haya problemas ya que hay un descenso importante de natalidad, por lo que más seguro que entre… ¡Pero crucemos dedos! De todas formas, la segunda opción también nos gusta.

Ay, hace cuatro días estaba escribiendo acerca de la introducción de la fruta a mi hijo y ya estoy hablando de su entrada al cole… ¡¡Nueva etapa sin duda!!