Cuando el tiempo pasa

1999. Viernes antes de las cinco de la tarde, en casa de una amiga, arreglándonos para salir. Un poco de rímel por aquí, un poco de rímel por allá, la raya del ojo y poca cosa más… Nunca he sido de maquillarme mucho. Un modelito mono y cómodo y para la discoteca de tarde. Nos encontrábamos con los amigos, comentarios y bromas de adolescentes. Amores y desamores. Haces cola delante de la puerta de la disco, pagas (¡creo recordar que mi primera entrada a la discoteca costó 500 pesetas!), te sellan la mano y entras a una sala llena de música, luces de colores, risas, bailes… Eres adolescente y es genial.

2014. Al volante de un Chevrolet paso por delante de una discoteca cerca de mi casa. Adolescentes arreglados, las chicas con sus leggins, con sus minifaldas; los chicos con sus tejanos y camisas, cuellos levantados, pelos engominados… Todos esperando para entrar a la sesión de las cinco. Los observo con nostalgia. Ahora voy conduciendo camino a casa, deseando llegar y tumbarme al sofá para descansar de la jornada laboral. Me esperan mis hijos y mi rutina es totalmente distinta. Genial igual, ya lo sabéis.

El tiempo pasa que no te das cuenta. De la niñez, los juegos, la adolescencia, las risas, la rebeldía, el instituto, la madurez, la universidad, el primer trabajo, una relación estable, acabar la carrera, trabajar… y no te das cuenta y ya estás en los trenta, con dos hijos y recordando tiempos pasados… No me siento vieja, no lo soy. Aunque no tuviera hijos mi vida sería igualmente distinta. El cambio, la evolución del tiempo es inevitable y vamos abriendo y cerrando etapas sin darnos cuenta.

Así que hago un remember de esos tiempos, unas canciones que nos transporten a finales del siglo XX e inicios del siglo XXI (buf, parece que hable de hace 100 años). ¡Espero que las disfruteis!

Viernes dando la nota (12): Treinta y tantos (Vega)

Volvemos con el Viernes dando la nota, después de mucho tiempo sin colgar una sola canción en el blog. Y ¿con quién vuelvo? Como no, con Vega. En octubre sacó su nuevo álbum, Wolverines, con canciones de su estilo, más personales y cada única, como suele ser en ella.

Elijo esta canción para hoy porque el día 13 (lunes) ya cumpliré un añito más, y ya entro en la etapa de los “treinta y tantos”, aunque el tanto aún no es muy alto 😉 Así que me la autodedico, y se la dedico a mi hermanita gemela, que también cumple uno más como yo.

¡Espero que os guste!