5 años

Estamos ya en el mes de junio, el mes que me convirtió en madre por primera. Hace ya diez días que mi pequeñín, cada vez más mayor, cumplió 5 años. Cada año sucede lo mismo: no puedes llegar a creer que ya haya pasado un año más.

Lo miro y sus facciones finas, delgadas, muestran la cara de un niño despierto, vivo, a su vez introvertido y tímido en ocasiones. Un niño listo y cariñoso, muy sensible y que llega al corazón de todos aquellos que lo conocen. Así es mi niño.

Le encanta aprender, saber cosas, que le leas cuentos, le encanta jugar, descubrir nuevos lugares… Es agradecido y muy tierno.

También es tozudo y hay veces que vive en las nubes (cosa que a mí me saca de quicio en ocasiones…).

Como cada año, me lleno de nostalgia por aquél bebé pequeñito, que necesitaba acariciar las orejas de su madre, de su padre o de cualquiera que estuviera a su alcance para poder dormir. Se hace mayor y me encanta vivir el día a día con él. Aunque a veces me den ganas de gritar que el tiempo fuera más despacio para poder disfrutar más de cada etapa que vamos dejando atrás.

¡Felicidades petit Biel!

13320618_10154172007114356_63900502517676295_ob

Anuncios

2 años como bimadre

aDSC00562

Dos añitos ya. Hace dos años que me convertí en bimadre, cómo últimamente leo que denominan a las madres de dos hijos. Pues eso, mi experiencia como bimadre se podría resumir como feliz a la vez que locura.

Feliz por tener a los dos hijos que tengo, los dos tan distintos y a la vez parecidos. Locura por los momentos en que los dos se confabulan para querer alguna cosa (o atención) al mismo momento… Sobre todo con la protagonista del post de hoy, la terremoto de la casa des del minuto cero.

El día 25 de septiembre de hace dos años la pequeña de la casa decidió nacer a las dos de la madrugada y, ya tan pequeñita, se le veía de gran carácter. Sus primeras fotos hacen gracia porque sale a menudo con la cara gruñona y siempre enganchada a la teta. Ahora, con dos años, es mucho más risueña, aunque no negaré que es de GRAN carácter y a veces se pone de morros ella sola; cosa que nos hace gracia porque se cruza de brazos, cierra ojos y pone morritos y se va cuál indignada a algún rincón hasta que al cabo de dos segundos se le pasa.

También sigue enganchada a la teta, tema que merece un punto y a parte para él sólo, así que pronto os explicaré qué nos pasa con la lactancia… últimas experiencias y dudas sobre este tema.

En estos dos años la hemos visto crecer a pasos agigantados; enseguida empezó a andar, es bastante autónoma comiendo e incluso para vestirse ya muestra interés por hacerlo ella sola. De hecho, su frase estrella estas últimas semanas es “yo sola” cuando ve que quieres ayudarla y ella te niega la ayuda porque lo quiere hacer ella solita. Y a menudo lo consigue.

Este verano hicimos el intento de sacarle el pañal aunque no lo hemos conseguido, pero también dedicaré un post a hablar sobre esto.

Y bueno, en definitiva mi pequeña ya ha cumplido los dos años y cada día nos tiene más enamorados, a todos, aunque a veces nos lleve por el camino de la amargura.

Para acabar, me he puesto a releer la publicación que le dediqué a mi hijo por su segundo aniversario, y acababa así:

2 años de ser mamá. 2 años en que he cambiado, veo las cosas de otra manera, de ver a mi niño como el ser más especial, deseando que no le pase nada malo. Ante todo querer ser una buena madre, aunque a veces me falten las fuerzas, la paciencia y la tranquilidad. Lo que nunca me falta, ni me faltará, es el amor que siento por él.

Suscribo todas y cada una de las palabras que dije, cambiando los años y el singular de “mi niño” por el plural. 2 años como bimadre, 4 años de mamá en total. Y en todo momento deseas lo mejor para ellos, que no les falte nada, que sean felices, que tengan interés por las cosas, que se asombren, que vivan y disfruten de las pequeñas cosas, de la familia, de los amigos…

Estos dos años, como ya he dicho, llenos de experiencias nos han servido para irnos amoldando unos a otros, disfrutar juntos de muchas salidas, de descubrir nuevos sitios, de frustrarnos cuando algo no sale como queremos, pero en definitiva vamos creciendo como familia. Y que siga siendo así.

4 años

aDSC08896b2

Este año el post de felicitación va con retraso pero no podía dejar pasar más días para que quede constancia que mi pequeño ya ha cumplido los 4 años. Ya poco más puedo añadir de lo especial que es este día para mí, de cómo nació él, de lo mucho que recuerdo ese día, lo largo que fue y cómo acabó siendo tan maravilloso. La verdad es que recordar cuando lo cogí por primera vez y ver sus manitas, con esos dedos tan largos, se me pone la piel de gallina… hace tanto y tan poco a la vez de ese momento. Es un recuerdo que deseo que no se borre nunca de mi cabeza.

El 3 de junio fue SU día. Un día, una vez más, especial para todos. Pero este año él era mucho más consciente de que era su día especial. Llevaba semanas preguntando cuánto quedaba para su cumpleaños, íbamos contando los días y al fin llegó. En el colegio él fue el protagonista siendo el encargado de la rutina del “bon dia”, le hicieron una corona con 4 mussols y le cantaron el Happy birthday. Además dos niñas de su clase le hicieron un par de dibujitos, así que salió muy contento. En casa también festejamos en petit comité, ya que la fiesta de cumpleaños sería el fin de semana. Su cara de felicidad al ver que le preparamos este pastelito que véis en la foto con la vela era super bonita. Cada año te das cuenta de que lo viven todo intensamente y cada año se van dando más cuenta de lo que significa una fecha en concreto. Y cuando un año te parece que lo vive intensamente y feliz el año siguiente es aún más. Verle crecer es simplemente genial. No hay mejor regalo en el mundo.

Este año quisimos hacer dos fiestas: una con los del cole en un Aventura Park, ya que fuimos a una de un amiguito suyo hace unos meses y quedó tan alucinado y se lo pasó tan bien que no paraba de pedir la “fiesta pirata” también para él; y la otra fiesta fue en familia en una sala de esas que reservas con piscina de bolas, juegos y demás… Las dos fiestas fueron perfectas. Acabó hecho polvo del fin de semana (y en añadido los tres demás miembros de la familia también). Pero valió la pena.

abiel02

¡Muchas felicidades, capitán pirata!

¡Feliz primer añito!

25 de septiembre de 2013. Un año ya de esta fecha. 25 de septiembre aunque en realidad muchos recuerdos giran en torno del día 24, que es cuando realmente me puse de parto: todo el día pendiente de ella, de las señales que daba de querer salir, el dolor de las contracciones, la rabia de sentir que paraba, luego volvían… hasta que a la noche se hicieron regulares. Recuerdo a mi marido y a Biel poniéndome las manos en las lumbares, para calmar el dolor de las contracciones. Mis dos mejores infermeros. Luego fuimos al hospital y ahi fue mucho más rápido comparado con el parto de Biel.

Entré a box ya dilatada de 3cm, al cabo de una hora me pusieron epidural (bajo mi súplica–creía que moría en cada contracción) y enseguida estuve dilatada de 9cm. A las 2 de la madrugada llegó la comadrona, ginecóloga y toda una tropa de gente, empecé a pujar y en cinco minutos había salido mi preciosa niña. Mi fresita gruñona como la bauticé más adelante.

Una niña bonita que enseguida se cogió al pecho, a la segunda noche en el hospital ya me había subido la leche; a día de hoy seguimos con la teta y es super graciosa porque ya entiende perfectamente cuando le digo si quiere teta e incluso ella empieza a buscar cuando le apetece, en plan self-service. Tiene un gran carácter, es bastante refunfuñona, pero a su vez es cariñosa y alegre.

Recién nacida

Recién nacida

12 meses de alegría y trastadas

12 meses de alegría y trastadas

A todos nos tiene enamorados. ¡Felicidades preciosa!

3 años

BeFunky_DSC03905b.jpg

 

3 de junio de 2011. Naciste hace tres años. Nací como madre. Imposible de olvidar.

3 años y sigo recordando aquella noche del 2011. Pero aquella noche ya queda atrás, ya no eres aquel bebé pequeño, precioso, mi pequeño gran amor. Flechazo immediato solo verte, tocarte y besarte. Imposible de olvidar.

3 años y a veces echo de menos a ese bebé que me necesitaba para dormir o esas manitas acariciando mis orejas, abrazado a mí. Pero te observo y sigues siendo tú. Ya no un bebé, más mayor. Me sigues necesitando, de otra manera. Con una sonrisa, con un abrazo, con un cuento. Sigues siendo mi niño precioso, mi pequeño gran amor.

3 años como madre. Tu eres mi primer hijo, ese puesto no te lo quita nadie. Contigo aprendí y sigo aprendiendo. Tu hiciste que viera la maravilla de ser madre, de comprender porqué el amor de un hijo es tan diferente a cualquier otro amor, un amor que cuesta de explicar, tal vez imposible de expresar. No puedo comprender ya mi vida sin ti (sin vosotros). Imposible ya.

3 años, y los que seguirán, recordando aquella noche, este tiempo y lo mucho que te queremos.

¡Felicidades, petit Biel!

BeFunky_image201110120016.jpg

Regalo para el día del padre

Hoy, 19 de marzo, es San José y también el día del padre. Nosotros no somos de celebrar estas cosas, pero dado que el cumpleaños de mi marido es de aquí dos días, des del año pasado que aprovecho y le hago un detallito para el día del padre: manualidades hechas por los peques (un día ya se lo harán ellos solitos).

El año pasado imprimí un diploma que diseñó que Una Mamá Diseñadora, en el que decía que era el mejor padre del mundo mundial, y luego Biel pintó unas estrellas que decoré, y pinto un poquito a su aire.

Este año cogí la idea de una foto colgada en el blog de Itaca buscando a Ulises, y esta tarde me he puesto manos a la obra. ¿Qué os parece? ¡Ha quedado monísimo y a papá bloguero le ha encantado! (sí, no me he podido resistir y se lo he dado unas horas antes del día 19 😛 )

Pie de Biel

Pie de Biel

Pie de Aina

Pie de Aina

Mano de Aina

Mano de Aina

Mano de Biel

Mano de Biel

Son dos cartulinas, en una hemos dejado las huellas de los pies de Biel y Aina (por delante y por detrás) y en la otra las huellas de las manos (también por delante y por detrás). Es un bonito recuerdo de los dos.

¡Espero que os haya gustado!

 

y… Feliz día del padre!