Comparte la aventura de portear a tu bebé

BzaHVynCAAE9YtQComparte la aventura. Éste es el lema de este año de la Semana Internacional de la Crianza en Brazos. Cada año he ido explicando nuestra experiencia con el porteo, pues, para mí, es una de las experiencias más satisfactorias de la maternidad. Como he explicado en diversas ocasiones, descubrí el buen porteo cuando Biel tenía cuatro meses. Empecé usando una colgona, como se les llama a las mochilas portabebés no ergonómicas. Gracias a apuntarme a un curso de yoga y descubrir tiendas maravillosas de maternidad, como La Mamavaca de Gracia, me compré una mochila ergonómica que hemos usado mucho y ha sido la mejor inversión sin duda.

Con Aina no lo dudé y cuando me pidieron que qué quería de regalo para la niña pedí un fular, el portabebés ideal para los recién nacidos y, aunque al principio pensé que me haría un lío con los nudos, descubrí que era mucho más sencillo de lo que parecía y puede que haya superado con creces la experiencia de la mochila. El fular, tan amoroso y, en nuestro caso, elástico, te permite tener a tu bebé muy, muy cerca. El contacto con tu bebé desde tan pequeño crea un vínculo especial y sin duda es comodísimo tanto para la lactancia como para cargar al bebé que durante los primeros meses requieren mucho más de nuestra atención y quieren sentirse recogidos y arropados como cuando estaban dentro de su mamá.

Me encanta el lema de “Comparte la aventura”. Resume la sensación de explorar el mundo con tu bebé, de tenerlo cerca, de poder explicarle cositas, de darle un beso, de cargarlo hasta rincones que con un carrito no sería posible… Recoge la aventura del día a día (sobre todo en casos en que tienes dos hijos pequeños), la gran ayuda de llevar al bebé colgado mientras juegas con el mayor, o cuando lo acompañas a la escuela, o cuando incluso preparas la cena. También es la aventura de una salida, de acercarnos a más rincones, a más lugares que de otra manera no sería posible. Y si das el pecho, el porteo es un gran aliado pues puede ir mamando tranquilamente mientras haces otras actividades.

En resumen, nos unimos a esta Semana Internacional de la Crianza en Brazos porque sí creo que hay que cargar a los bebés, que ellos necesitan ese contacto y a nosotros también nos da tranquilidad; además, puedes sumar la aventura de vivir experiencias y emociones inolvidables con tu hijo o hija.

El mayor de la mano y la peque en la teta

El mayor de la mano y la peque en la teta

Definitivamente una mamá cangura :)

Definitivamente una mamá cangura 🙂

Se puede tomar teta discretamente

Se puede tomar teta discretamente

Anuncios

No más colgonas

Ya son muchas las veces que he comentado que estoy encantada con mi mochila portabebés ergonómica. Nosotros tenemos la Manduca, pero actualmente en el mercado hay muchas que también son igual de buenas y bonitas. He contado también más de una vez que nosotros empezamos con una colgona ya que unos amigos nos pasaron la que era de su hijo. Pero la verdad es que si hubiéramos comprado una mochila por aquél entonces también hubiéramos escogido una de esa marca (Babyjörn) porque en las tiendas de bebés, las más conocidas, solo venden este tipo de portabebés. ¡Y no son baratos precisamente! 
Tuve la suerte de empezar a leer blogs y moverme por la blogosfera una vez nació Biel y yo tenía mis dudas y ganas de compartir experiencias con otras mamás. También coincidió que fui a probar una clase de yoga con bebés y tuve la gran suerte de conocer más tipos de tiendas de bebés, como es la Mamavaca. Con lo que leía y con los portabebés que veía en esas tiendas, ¡todos ergonómicos!, me di cuenta que algo no iba bien. Y que no solo me estaba fastidiando mi espalda si no también la de Biel.
Primera excursión… con la colgona

Para que veáis la muestra de lo que os digo, y el porque se les llama colgonas a este tipo de mochilas, esta foto es de la primera excursión con mi hijo. Lo cierto es que nos fue muy bien ya que para el terreno era lo ideal, aunque empezaba ya a pesar el niño y enseguida la espalda se nos cargaba. A esta mochila se le llama colgona porque el niño literalmente está colgando, no respeta su postura natural y por eso es dañina para su espalda.
Enseguida que supe de otro tipo de portabebés se lo comenté a mi marido y sin dudar nos compramos una mochila ergonómica. Al final nos decantamos por la Manduca turquesa, pero ya digo que hay otras marcas que están igual de bien. Aparcamos la colgona y desde entonces hemos usado la Manduca. Es muy cómoda de poner y es muy segura al tener todo tipo de cierres. Además se puede regular perfectamente según la constitución física del porteador. Hemos realizado muchas excursiones con nuestra mochilita, además de usarla durante el día a día (ir a la compra, ir a yoga, ir de visita a familiares…) y como he dicho es mucho más cómoda y el peso del bebé se reparte perfectamente, haciendo que la sensación de peso sea menor y se pueda aguantar más tiempo.
Su cara de felicidad lo dice todo
Y viendo estos días, bueno, en realidad ya hace unas semanas, que corría el movimiento de #nomáscolgonas, me he quedido unir para explicar otra vez mi experiencia con las mochilas portabebés que he usado. Os adjunto además un par de láminas que explican los beneficios y ventajas del uso de un buen portabebés, el ergonómico:
Por Mamirami y Brazos y Abrazos

Por Una Mamá Diseñadora y Nakadi

Para añadir, tengo que decir que actualmente echo de menos portear ya que estoy embarazada y sería una carga el llevar a mi hijo de 22 meses encima, más al pequeñín o la pequeñina que viene en camino. Tengo en mente comprarme un fular elástico para empezar a portear bien al pequeño bebé (o la pequeña) pero he de decir que he disfrutado muchísimo porteando a Biel y que cuando lo veo que va con su papi en la mochila me dan ganas de ponérmela a mí y darle los mil y un besitos que le daba! En fin, todo llegará que vuelva a llevarlo un día.
Espero que os sea útil la información y debemos concienciarnos que no todo lo que venden es bueno y que se debe hacer llegar al máximo de gente posible que si quieren comprarse una mochila portabebés, que ésta sea ergonómica.

Charla-taller sobre porteo

El viernes tuve la suerte de poder asistir a la charla-taller sobre porteo, que impartió Nakadi y que organizó Madresfera, en Barcelona. El encuentro tuvo lugar en una tiendecita muy mammaproof que ya conocía y que más de una vez hemos ido, La Ludoteka.
La charla estuvo muy bien y fue una tarde amena. Se propusieron temas como si el porteo estaba estrictamente ligado con la lactancia o a un tipo de crianza en concreto y yo creo que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Lo que sí creo es que hay un beneficio para la lactancia, ya que es cómodo tanto para el bebé como para la madre, pero no tiene porque estar estrictamente relacionado. De hecho nosotros empezamos a portear sin pensar la lactancia (ni tan solo llegué a pensar que me hubiera ido bien). Fue luego al ir leyendo sobre el tema que vi que era uno de los beneficios del porteo.
Luego la chica de Nakadi nos enseñó lo que era una mochila colgona y cuáles eran los portabebés ergonómicos. A parte de enseñárnoslos físicamente, nos explicó el porqué era importante escoger uno ergonómico, y es que ya no solo la salud del porteador está en juego sino la de nuestro bebé, ya que no respeta su postura natural y le puede dañar la espalda. También nos dijo los beneficios del porteo, que más de una vez he comentado:
-Comodidad al tener las manos libres. Poder usarlo en casa también es una opción si el peque reclama brazos y mimitos.
-Mayor autoestima de nuestro bebé. Al tenerlos tan cerca les damos un plus de seguridad y apoyo.
Además de la charla, pudimos probar los diferentes portabebés que trajo. Yo me atreví con el fular elástico, ya que me gustaría comprarme uno para portear al bebé que viene en camino desde el día 1, pero la verdad es que no salí muy airosa de la prueba… Debo practicar más con los nudos. Y desde que lo probé, llevo un par de noches soñando con nuevos portabebés: fulares elásticos, bandoleras de anillas (que quedan monísimas puestas)… Ay, ¡si pudiera tendría más de un portabebés!
Mirad que de fulares elásticos tan monos tienen en su web:
nakadi_barcelona_fular_elastico_lennylamb_ruby
nakadi_barcelona_fular_elastico_petrol_star_turquoise_2
En definitiva fue una tarde amena, de risas, bromas, merienda y aprender cositas de porteo. Y todo acompañado de mamis blogueras con sus hijos e hijas, que todos se portaron muy bien, y la embajadora por parte de Madresfera, Peineta.
Más sobre la charla de Nakadi:
Si queréis leer más sobre esa tarde, han escrito estos dos posts que son geniales, y veréis las fotos que sacaron de la tarde: preciosas. Solo con ver esas caras de felicidad en los niños ya merece la pena portear:
Una mamá diseñadora: Porteo para todos.
Más sobre mi experiencia en porteo:
Y si queréis leer más sobre mi experiencia en el porteo, en su día escribí estas entradas:

Volvemos a ir de médicos

Esta vez os escribo porque de nuevo volvemos a ir de médicos, aunque esta vez sea más por mí que por el peque (que también tuvo su ración la semana pasada). El caso es que ya llevo un tiempo esperando poder dar la noticia y ya no aguanto más… así que ahí va:
Mi pequeñin/a
Sí, sí… no es la eco de Biel. Es la eco del nuevo mini-proyecto que viene en camino. El caso es que no me apunté la última regla y cuando me la preguntaron en la primera visita con la comadrona, tuve que decir una orientativa. Y la cagué. Resulta que ese último mes se me debió retrasar y fuimos contando las semanas mal.
Me hicieron pruebas antes de tiempo y ahora las he tenido que volver a programar según la semana real que estoy. 
El martes pasado me hicieron la eco que normalmente hacen en la semana 12 para poder estudiar y medir el cuerpecito del feto, pero al estar de menos semanas (estaba de 10.5 semanas) no lo pudieron hacer y ahora tengo que esperar a la siguiente ecografía. Lo bueno es que lo volveré a ver, o la volveré a ver.
Nos enseñaron sus manitas, piernecitas, como sonaba el corazón y la verdad es que me hizo mucha ilusión poder verlo y empezar a sentir la emoción de vivir un nuevo embarazo.
De momento ya puedo contar las diferencias y las semejanzas que tuve con el embarazo de Biel:
-La primera y gran semejanza es el agotamiento físico. No puedo con mi alma. 
-La diferencia es que con Biel llegaba a casa, me tumbaba, dormía las horas que hiciera falta y ya está. Ahora no. Ahora tengo que esperar a la noche para descansar porque por las tardes es imposible. Biel está activo 100% y quiere descubrir y explorar todo. Además, estos últimos días ha estado malito y tenía doble sentimiento de mamitis.
-Otra diferencia es que con Biel no tuve nauseas, ni aversión a los alimentos (algún día puntual, pero nada fuera de lo normal). Ahora CADA noche es un suplicio ver o pensar en comida. Mi pobre marido ya no sabe que hacer o proponerme para cenar. Acabo comiendo algo de cereales, fruta, o meriendo con un buen bocadillo para no cenar. Lo bueno es que no llego a vomitar (solo un día) pero ya solo sentir el asco ya da bastante rabia. He perdido 3 quilos desde que sé que estoy preñada (ya los podía haber perdido antes).
-A nivel emocional coincido en los dos embarazos: más sensible, irritable… en fin, un amor.
Y nada, a Biel no se lo hemos dicho de manera directa, con la frase “tendrás un hermanito/a”, si no que ha ido oyendo conversaciones sobre el tema, así que imagino que debe pensar que algo está pasando, aunque no sabe exactamente el qué. Le daremos la noticia cuando yo tenga más barrigón y sea físicamente visible que algo está pasando.
A parte de todo esto, como ya he dicho, estamos muy emocionados con la noticia y yo ya estoy empezando a montarme la historia de lo que haré y lo que dejaré de hacer con el nuevo bebé. De momento, la primera cosa que tenía pensada era portear des del principio. Ya estoy mirando modelos y marcas, que también pude conocer de nuevas gracias a la charla de porteo que dio Nakadi el viernes pasado gracias a Madresfera (que ya contaré cuando esté inspirada… antes he intentado escribir sobre el tema pero va a ser que mis neuronas no estaban suficientemente activas).
Ya os iré contando más cositas sobre el embarazo.

Semana internacional de la crianza en brazos

Del 8 al 14 de octubre se celebra la semana internacional de la crianza en brazos:
“Los seres humanos somos primates portados, es decir: estamos diseñados para ser llevados en brazos. Desde los orígenes del hombre se ha transportado a los bebés, bien usando portabebés, o bien en brazos de sus madres (…) Existe un nuestra cultura la idea de que llevar a nuestros bebés es “malacostumbrarlos”. Nada más lejos de la realidad. Nuestro propio instinto nos hace desear sentirlos cerca, interactúar con ellos, atenderlos, ….“

“Si obervamos que a un bebé le hace más feliz, tranquilo y confiado el ir en brazos de su madre ¿por qué negárselo?”

 

¡LLEVAR A NUESTROS BEBÉS ES NATURAL Y SALUDABLE!


Esta frase corre por el facebook desde hoy. Imagino que habrán otras similares pero la idea es que esta semana se celebra la Semana internacional de la crianza en brazos. Ya sabéis que yo siempre que puedo llevo a mi peque en el portabebés o bien en brazos, aunque algunas veces sí que vamos con el cochecito. Últimamente Biel va más bien andando de la manita o él solito, así que llevar el portabebés es cómodo para el momento en que él se cansa de andar. 
Mucha gente me dice que se me cargará la espalda con el niño en la mochilita pero si se lleva con el cuidado adecuado no tiene porque hacer daño; y ambos, madre e hijo, disfrutamos del porteo. Él porque me tiene cerca para acariciarme las orejas, o bien para acurrucarse conmigo, o simplemente mira lo que pasa a su alrededor. Y yo disfruto porque puedo ver su carita, puedo notar su respiración, sus manitas, darle todos los besos del mundo. En cambio con el cochecito esto no es tan fácil de hacer. 
En definitiva, bienvenida semana internacional de la crianza en brazos y fuera prejuicios de niños malcriados. Lo importante es que los niños sean felices y se sientan seguros. 
¿Se puede ser más feliz?

¿Se puede ser más feliz?