Los terribles dos años… ¿y el terrible un año existe?

Pues eso. La pregunta del título del post lo dice todo. He leído algunos posts sobre “los terribles dos años”, en que los niños se rebelan y todo es “no” y montan numeritos por todo… Y yo me pregunto: ¿el terrible un año también existirá? Porque mi hijo solo tiene catorce meses, a punto de hacer los quince, y aunque no diga “no” se hace entender perfectamente cuando no quiere algo. Y es que no. Pobre de ti que digas o hagas algo que él no quiera. Menudo genio se gasta el niño: gritos, lloros, pataleo, golpes… En fin, un drama.
Hoy, sin ir más lejos, ha estado todo el día en este plan. Bueno, básicamente cuando yo veía que estaba cansado (se tumbaba sobre el sofá, me buscaba la oreja y se iba) y lo llevaba a la cama para que durmiese la siesta, entonces empezaba el show: gritos, lloros… Lo tenía que dejar ir, tampoco le iba a obligar dormir, pero al final, jugando en su cuna se ha dormido. Tozudo como él solo.
Luego, en el centro comercial, hemos ido a comprar ropita de otoño-invierno (al Primark, por cierto, la ropa de niño super bien de precio). Ha llegado el momento en que él quería caminar. Lo bajamos del cochecito e iba andando a su aire pero… ¡ay! Ha llegado el momento de ir a caja y menudos lloros otra vez porque lo llevábamos a un sitio donde no quería ir. Él quería andar por otro lado. Así que he salido de la tienda mientras mi marido aguardaba en la cola con la ropa y mientras yo cargaba con el niño en brazos parecía que lo iba matando: menudos berridos. Yo como si nada, pero por dentro me estaba muriendo de vergüenza y de rabia. ¡Qué poco paciente! Luego se ha dedicado a dar mil vueltas al bar que hay justo delante de la tienda, pero otra vez lloros y gritos cuando hemos intentado cambiarle la ruta…
En fin… ¿Es normal que sea así de tozudo ya? Lo más seguro es que sea su carácter y ya está… pero menudo Biel está saliendo…
Anuncios