Se acabó el curso

Hace nada os estaba escribiendo acerca del inicio de P3 de Biel y ya ha acabado el curso. Ha pasado volando. ¡No me lo puedo creer!

Ya ha finalizado su etapa de Mussol y ha vivido un montón de experiencias nuevas, ha conocido a un montón de niños, ha aprendido mucho de sus profesores, compañeros… Estoy muy contenta de este primer año: de cómo empezó el curso, de cómo lo ha vivido todo, de la ilusión por ir cada día, de ver su cara feliz cuando está con los compañeros…

Ha participado de todas las festividades: para la castañada se disfrazó de castanyer; para Navidad, de pastorcillo, y aprendió dos canciones y un poema; para carnaval participó de todas las consignas del Rey Carnestoltes y se disfrazó de rockero para la rua de su curso y de egipcio para la rua del AMPA, donde aprendió a compartir, trabajar en equipo y se lo pasó genial mientras hacíamos los disfraces; para Sant Jordi se disfrazó de caballero y me regaló una maravillosa rosa hecha por él; para la Patrona corrió un su primera carrera e hizo entrega de unas flores a la Virgen con un compañero de sexto…

Ha participado y disfrutado de todas las actividades de clase. A parte de las que ya he nombrado, también ha hecho varias excursiones a diferentes parques, fomentando mucho el juego entre ellos (las dos líneas del curso) y aprovechando las salidas para conocer el entorno (trabajo del otoño, el agua…); también ha ido a una granja, donde ha tocado a muchos animales, les ha dado de comer e incluso ha montado en pony por primera vez; y por supuesto ha ido de colonias, dos noches fuera con sus compañeros y profesoras: ¡volvió contentísimo!

Ha ido a piscina cada semana (o casi) ya que es una actividad más dentro del horario escolar y gracias a ello a perdido el miedo que le tenía al agua el verano pasado. Empezó con miedo según los monitores pero ha acabado disfrutando mucho del agua, cosa que hemos podido comprobar en todas las puertas abiertas que hemos ido.

Ha aprendido a dibujar con más detalle (aunque aún no es su fuerte), ha aprendido a sumar, está aprendiendo a leer, ha aprendido a escribir su nombre y otras palabras. Las matemáticas parece ser su fuerte, le encantan los juegos con números, cuenta hasta el cien y más allá, los reconoce… pero también le gustan las letras, las reconoce todas y le gusta saber qué pone en letreros y cuentos que lee. Tiene mucha curiosidad y ya ha empezado a reconocer sílabas que puede leer.

También ha mejorado mucho en su expresión oral. Ahora se le entiende mucho más cuando habla, forma frases completas, razona y hace muuchas preguntas. También ha cogido expresiones y vocabulario de sus compañeros, por lo que muchas veces nos habla más en castellano que nada.

Ha aprendido mucho este año. Muchísimo. Estoy muy orgullosa de él y contenta de como se ha adaptado a la escuela y como ha disfrutado de ella.

Anuncios

Revisión 18 meses y más

Ya hace tiempo que no os cuento nada de los peques en sí, así que hoy toca un poco de entrada “recogida de datos” a modo de diario.

El día 25 de marzo Aina cumplió los 18 meses y fuimos a la revisión del pediatra, como tocaba. Tanto la infermera como la pediatra se quedaron alucinadas de lo espabilada que está mi hija y no paraban de decirme lo grande que está y lo viva que es. Las preguntas sobre el desarrollo casi que las pasamos por alto porque las cumplía todas con creces. En cuanto a medidas, pesa 10,8kg y mide 82 cm. Comparándola con Biel, pesa más que él con dos años y mide igual que él a esa edad. De altura está en el percentil 80… una torre! Así que ahora ella sería el Biel a los dos años.

Dice ya varias palabras. Cada día va ampliando su vocabulario, sorprendiéndonos a todos lo que llega a decir y hacerse entender. Ya desde hace un tiempo dice frases cortitas del estilo: “Vull agua” (Quiero agua), “Vull teta”, “A dormir”, “El tete dormint”… También incorpora sonidos si no sabe decirlo y quiere hacerse entender. Es muy tozuda y tiene mucho genio. Cuando le dices “NO” a algo es capaz de montarte un pollo  en plan pataleta, tirarse al suelo, cruzarse de brazos… enfin, la “dramas” que le digo yo. Aunque por otro lado es super cariñosa y simpática. Es muy abierta a la gente y le encanta decir y que le digan cosas. Hasta me da vergüenza tener que entablar conversaciones con personas del metro o del autobus porque ya está ella en plan relaciones públicas.

Seguimos con la teta, como habréis deducido antes al decir que una de las cosas que pide es teta, aunque ya solo me la pide a modo de relax, para dormirse o cuando está cansada o se ha hecho daño. Come de todo pero en este aspecto Biel es mejor comedor que ella. Con nosotros no quiere comer ningún tipo de triturado, todo tiene que ser a trocitos y según qué. En cambio con la abuela sí que come purés y papillas.

Duerme con nosotros, ya directamente practicamos el colecho con ella desde que nació por el tema de las tomas nocturnas. Hay días que somos cuatro en la cama… ya podréis imaginar lo cómodos que estamos mi marido y yo que somos los que estamos en las puntas.

Al igual que hicimos con su hermano, tampoco va a la guardería pero como habréis deducido no es un tema que nos preocupe especialmente. Espabilada es un rato y no tiene problemas para relacionarse con otros niños. Le gusta mirar cuentos aunque al ser más movida que Biel, su capacidad de atención es menor. Así que le explicamos cuentos a modo exprés. Aunque el otro día recibí unos de una editorial nueva, El Patio, de los que hablaré más adelante, y al ser cortitos han sido los primeros que ha mantenido la atención de principio a fin. ALELUYA.

Por otra banda, el otro día tuve entrevista con la tutora de Biel y me dijo que a rasgos generales va bien en la escuela. A nivel de contenidos es un niño que tira y que tiene una gran memoria. Es un niño inteligente aunque tiene mal genio a veces… Las rabietas le pierden y es un aspecto a ir trabajando. Yo estoy muy contenta con el curso que está haciendo. Ha aprendido muchas cosas y cada día va contento y nos explica lo que va haciendo. Ha hecho amiguitos y parece ser que es querido. No puedo babear más por él porque es imposible.

Y nada, así vamos haciendo. Los dos están en plan ebullición de conocimientos y aprendiendo cada día. Los dos en etapas distintas pero similares. Los dos creciendo juntos, con sus discusiones y sus cariñitos. Pasan del amor al odio y del odio al amor en cuestión de segundos. Dan muchísimo trabajo pero no lo cambio por nada del mundo.

2015-04-05_14.20.25b

P3 a la vuelta de la esquina

ClasseMussols

Biel irá a la clase dels “Mussols” (búhos). El otro día fue la primera reunión de P3 del curso 2014-2015 y nos dieron una explicación de todo lo que irán viviendo el año que viene. Al trabajar en una escuela me es fácil imaginar como serán esos primeros días en el aula, me puedo incluso imaginar como estará mi hijo y lo que hará y dejará de hacer. Pero esto hasta que no llegue el momento no lo sabremos con seguridad.

Como en todos los colegios nos hablaron de los hábitos y de lo que ya no pueden llevar al entrar a P3 (véase pañal diurno, ir en cochecito y llevar chupete). Esto último es lo que tenemos que ir despidiendo este verano, que ya es algo que llevamos pensando de hace tiempo, pero al ser una herramienta de desahogo de mi hijo le hemos ido dejando, pero ahora sí que tocará decirle adiós.

También nos hablaron de las áreas que harán: talleres de lenguaje, matemáticas (con el proyecto EntusiasMAT — que también lo hacemos en mi cole y es genial!! Así que contenta que también lo hagan en la escuela de mi hijo), descubierta de uno mismo y del entorno… y luego las complementarias: una hora de inglés semanal, piscina…

A principios de septiembre tendremos una reunión personalizada con la tutora de los Mussols y tendremos que llevar una bolsita con una muda, toallitas, pañuelos y un cuento que se quedará en la clase. Lo del cuento está bien porque formará parte de la biblioteca de aula… Lo que no me queda claro es si solo será para el presente curso y en junio lo devuelven o se lo quedarán en el cole… Mi marido y yo entendimos cosas diferentes… Porque según si es una cosa u otra les daremos un cuento u otro.

En septiembre empieza una nueva etapa. Biel formará parte de un grupo, aprenderá muchísimas cosas, crecerá… y estoy emocionada por esta nueva etapa.

Y ya llegó el momento de buscar cole

cole02

 

 

Hace ya un par de meses que hemos empezado con la búsqueda de colegio, aunque tenemos bastante claro cuál escoger. Tenemos la suerte que por nuestra zona hay algunos que estan muy bien y de los que además tenemos buenas referencias, así que vamos bastante tranquilos en este aspecto.

Lo que teníamos claro en un principio es que no iría en el que trabajo yo porque es uno pequeño, de una línea, y yo no me veía como profesora de él. También creo que es bueno que cada uno tenga su espacio, tanto él como alumno y yo como maestra. Aunque tengo que reconocer que cada vez que veo a los niños de P3 me imagino como sería ver a mi hijo en la clase, y es que tendría la suerte de poderle ver cada día, ver como trabaja, como se relaciona con sus compañeros y sobre todo verle en todos los festivales e historias que se suelen hacer en los colegios. Pero bueno, pesan otras cosas ante la elección del centro donde pasará tantos años de su vida. Una de las que dimos prioridad es que estuviera cerca de casa y como he dicho, tenemos la suerte de tener un par que nos gusta mucho.

Uno de ellos sigue el método Montessori, aunque no es Montessori 100%. Nos gustó mucho y tiene buenas referencias, aunque las instalaciones son un poco antiguas. El otro que hemos visto es todo lo contrario en cuanto instalaciones: espacios amplios, todas las aulas con PDIs (desde P3 a 2º de Bachillerato). El sistema de enseñanza no es Montessori pero sigue las directrices de formar niños autónomos y despertar su interés por el entorno y la creatividad. El primer colegio lo vimos y visitamos a través de una cita concertada con la directora, en horario escolar, por lo que vimos cómo trabajaban las maestras y los niños (genial). El segundo colegio lo vimos a través de unas puertas abiertas (espectaculares, con múltiples actividades, visitas guiadas, etc) y de una posterior entrevista con la directora que nos habló más cercanamente del centro. Los dos nos gustaron mucho, pero nos decantamos por este segundo centro.

Dentro de unos días empieza el plazo de preinscripción, y como padres primerizos andamos un poco nerviosos por si nos cogerán o no en el que más nos gusta, aunque por suerte (dicen) este será un año en que no creen que haya problemas ya que hay un descenso importante de natalidad, por lo que más seguro que entre… ¡Pero crucemos dedos! De todas formas, la segunda opción también nos gusta.

Ay, hace cuatro días estaba escribiendo acerca de la introducción de la fruta a mi hijo y ya estoy hablando de su entrada al cole… ¡¡Nueva etapa sin duda!!