Zas, el elefante y Chof Chof, el camello (Ed. El Patio)

Patio Editorial es el nuevo sello infantil de Plataforma Editorial, y apuestan por el aprendizaje a partir del asombro. Los niños se asombran con aquello que es bello, y esto se encuentra en la naturaleza. De ahí el nombre de su nuevo sello editorial, El Patio, que sería un reclamo de lo natural, del lugar donde los niños pueden descubrir su entorno y por lo tanto aprender.

Hoy os hablaré de dos libros de este nuevo sello editorial, destinados a niños de entre 2 a 5 años. Se trata de Zas, el elefante y Chof Chof, el camello. Son dos libros de formato pequeño, 15x15cm, ideales para llevar encima cuando salimos fuera o para que las manos pequeñas puedan hojear. Además, son de tapa resistente y sus hojas también.

Son relatos en que los protagonistas son animales, ideales para llamar la atención a los más pequeños, pues es uno de sus temas preferidos. Las historias nacen de la premisa del asombro: estos animales antes eran de una manera diferente a como son actualmente; algo les ha pasado, ¿qué será? Iremos descubriendo qué les sucede a estos animales para acabar siendo como son. La historia es corta, ideal para las edades más tempranas, y además tienen una estructura narrativa muy clara: inicio, nudo y desenlace, por lo que ayudaremos a los niños a desarrollar el lenguaje en estos parámetros.

Dos de los títulos de este nuevo sello editorial, El Patio

Dos de los títulos de este nuevo sello editorial, El Patio

Parecen muy simples pero nos han gustado mucho por esto que os he comentado antes: la historia está bien estructurada, les llama la atención el cambio que hacen los animales, y son entretenidos de leer. Zas, el elefante ha sido uno de los primeros libros que mi hija ha aguantado sin querer pasar de largo las páginas. ¡Un punto importante a su favor!

De esta colección de animales del prestigioso autor e ilustrador Édouard Manceau habrá dos títulos más: Buuum, el león y Clac, la tortuga.

Y casualidades de la vida, justo recibí estos libros de Patio Editorial que al cabo de dos días recibo nuestra caja mensual de My Little Book Box y justamente había pedido estos dos libros para Aina… Pudimos completar la lectura de estos dos cuentos con las actividades que proponen, que han sido todo un éxito este mes.

Una actividad fue la de Animales y pinzas, en la que tenían que pintar a los cuatro animales protagonistas que os he nombrado y ponerles unas pinzas a modo de piernas. Han quedado muy vistosos y nos ha gustado mucho jugar con ellos.

BDSC_6206

Pintando el león y la tortuga

Be_FunkyDSC08370

Pintando al camello y al elefante

DSC_6216

Resultado final del león

Otra fue la de Pescando la luna: tuvimos que montar una caña de pescar con un palito, un cordel y un imán. A continuación recortar lunas y estrellas para jugar a pescar la luna, como hacen en el cuento de Zas, el elefante.

Be_FunkyDSC08335

Intentando pescar la luna

La última actividad es la de Busca las diferencias: unas targetas con las que podremos jugar a hacer parejas, fijarnos en qué se diferencian, crear historias, etc…

DSC08350

Las targetas

Como cada mes, os recomiendo que conozcáis las cajas de fomento a la lectura de boolino, y este mes en concreto si queréis conocer a estos animalitos, protagonistas de los nuevos libros de Patio Editorial, no hay más que ir a la tienda de Boolino Book Box y pedir la caja del mes de abril.

Anuncios

8 comentarios en “Zas, el elefante y Chof Chof, el camello (Ed. El Patio)

  1. La verdad es que son una monada. Yo al niño le compro todo cuento que pillo de elefantes pero este se lo enseñé y no lo quiso, así que allí se quedó. No era caro,unos 7 euros, pero si me dice que no..no seré yo quien le lleve al contrariara ajaj.

      • … Aquí no tenemos jajaj. Hay un bibliobus dos veces al mes, lo llevaré si logro acordarme de que días viene, que siempre se me olvida! A él le encantan los elefantes, por eso me chocó que no lo quisiese. Tiene películas, libros, peluches de elefantes a patadas. Tendría mal día jeje. Un beso 🙂

      • Es que es un pueblo de 400 habitantes jajaj. A la ciudad solo vamos una vez al mes como mucho, generalmente vamos cada dos meses así que coger algo prestado es tontería porque nunca da tiempo a devolverlo… Ya tengo alguna multa por ello.

      • Pues sí. Yo que vivo en una ciudad también me da pereza el hecho de coger libros porque luego hay que devolverlos jajaja Y si ya me da pereza ir y volver teniendo una biblioteca en mi ciudad no quiero ni imaginar el hecho de tener que ir fuera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s