Los celos han aparecido

Aina ya tiene 7 meses y medio. Ahora está en esa fase en que hace cosas graciosas, soniditos, ríe y además, para más inri, ha empezado a gatear y campa por la casa a sus anchas.

Los primeros meses Aina estaba básicamente enganchada a mí y Biel respetaba ese enganche e iba más con su padre o su abuela. Al empezar a trabajar mi marido después de la baja de paternidad, y al quedarme yo sola más tiempo con los dos, fui encontrando la manera de dedicar ratos a uno y ratos al otro. Durante los dos primeros meses Biel simplemente era un observador, no quería ni tocar a su hermanita.

Luego, empezó a quererla coger, incluso tenía un exceso de “Ainitis” (es míaaaa… todo era suyo, y Aina, como no podía ser de otra manera, lo fue en su día).

En enero empecé a trabajar y ya dejé de pasar tanto rato con ellos, aunque como con todo, una vez en casa (unos días más que otros gracias a la reducción de jornada). Al llegar a casa me enganchaba a mi hija al pecho, que me buscaba como si no hubiera mañana. Mi hijo pasó una temporada que quería hacer todo lo que ella hacía, incluso mamar. Pasó una época de pedir “lleteta” (leche en diminutivo) de la mama, y se enganchaba en el pecho (más bien se posaba en el pezón y simulaba succionar) para ser como Aina y estar con la mama. Pero esto no duró más que unos días. Con todo, no deja de ser un niño respetuoso y comprende que el pecho es la comida de Aina.

Hace cosa de un mes y medio-dos que Aina ha empezado a interactuar más con la gente y Biel ha empezado a querer “llamar más la atención”: gritando, llorando sin sentido a ratos… empujando a su hermana si ve que se sienta/incorpora ella sola, se pone encima de ella, le quita cualquier cosa que coja… Ni que decir que ella no puede jugar con nada suyo (en parte comprensible por su sentimiento de apego, pero es algo que hay que ir trabajando…).

celos

En definitiva, los celos han aparecido y Biel hay días que está más tristón, irritable… aunque sin duda quiere a su hermana pues es un “ni contigo ni sin ti”.

Los celos es una emoción que cuesta de explicar a los peques, de decirles qué es lo que sienten. Pues cuando empieza a llorar y le preguntas si está triste, enfadado… el pobre te mira con carita de que sí y te pide su chupete como consuelo y empieza a acariciar mi oreja… Pero cuando le pides y explicas que Aina es más pequeña y que debemos cuidarla él no lo ve muy claro y vuelve a las mismas…

Intentas estar por él todo lo que puedes y más, abrazándole, diciéndole que le quieres, pasando ratos solo con él pero es difícil de llevar y a veces te sientes mal por como se está sintiendo y no te ves capaz de ayudarle lo suficiente.

¿Cómo lo habéis llevado vosotros los celos?

Anuncios

6 comentarios en “Los celos han aparecido

  1. Los celos son muy complicados. Yo no tengo ese problema porque sólo tengo una niña, pero los celos son muy complicados de gestionar y por otra parte de lo más natural, porque lógicamente ellos se sienten mal. Pero es otra etapa difícil para todos.

    • Y tan dificil… Yo pasé celillos cuando nació mi sobrina, pero claro yo era más mayor y enseguida supe gestionar la emoción y pasó enseguida! Él al ser más pequeño, sin estrategias personales para superarlo es más dificil aún. Además que es lo que decía, le entra como un nervio, una rabia que le cuesta controlar… y eso es lo que da más miedo! 😦
      Un besito y gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s