“Todo por el bien de la nena”

“Todo por el bien de la nena”, eso es lo que me repito cada vez que me tengo que enchufar el sacaleches… Y es que con la niña hemos conseguido una lactancia satisfactoria, llevaba casi cuatro meses con la lactancia totalmente a demanda, sin darle biberones ni nada. Pero tuve que ir entrenándola para mi vuelta al trabajo y le fuimos dando a probar diferentes tipos de biberones, pues la señorita parecía que las tetinas no las aceptaba.

Llevo una semana y poco trabajando y mañana la niña cumple los cuatro meses. En este tiempo no le hemos podido introducir ningún otro alimento que no fuera la leche y como no quería perder nuestra lactancia me compré un sacaleches para dejarle las tomas al día.

El caso es que es la primera vez que uso un sacaleches y aunque me vaya bien y consiga extraerme leche, no sé siempre qué cantidad va a salir ni si será suficiente para la niña o no. Esto lo resolveremos el próximo martes ya que tenemos revisión de los 4 meses, según como esté de peso. Lo malo es que el pediatra que nos atenderá es el “anti lactancia” que digo yo, el mismo que en una de las primeras visitas a mi hijo me soltó la frase “menos teta y más biberón”. Así que voy un poco temerosa de lo que nos dirá, pero yo estoy convencida que mi leche es lo mejor y no quiero perder para nada esos momentos en que le doy el pecho.

A lo que iba, el uso del sacaleches es práctico para mi caso ya que hay días que plego por la tarde, así que aprovecho el mediodía para extraerme leche, y esa que me extraigo o bien la congelo o la usamos para el día siguiente. También me extraigo de un pecho por la mañana ya que suele coincidir que sobre las cinco de la madrugada la niña se despierta y toma de un pecho ya que se duerme muy plácidamente. Así que un poquito antes de las siete me suena el despertador para recordarme que me levante y prepare todos los cachivaches para la extracción. Os puedo asegurar que ese momento es mortal, con lo dormilona que soy. Pero acabo diciéndome “todo por el bien de la niña”, para así evitar darle leche de fórmula.

Y bueno, así vamos estos días que me reincorporado al trabajo, cada día con el extractor arriba y abajo, con la neverita en el trabajo, con bolsitas de leche tomando posesión de la nevera y del congelador… Todo da como mucha pereza, pero ya dicen que sarna con gusto no pica. Así que haré lo que pueda para seguir disfrutando de nuestra lactancia, de la que tan feliz estoy.

1382463285230

Anuncios

10 comentarios en ““Todo por el bien de la nena”

  1. Pues eso, todo por el bien de la nena! Y aunque habrá momentos en que pienses que da pereza, piensa en tooooda la que te daría levantarte para esa toma a las 5 de la mañana a preparar un biberón! Seguro que sería peor, jaja! 😛
    Espero que sigais así de bien, y si ya sabes que el pediatra que os toca es anti-lactancia, pues ni caso a lo que te diga en ese tema, guapa. Si tienes alguna duda, ya sabes que en Twitter tienes cientos de mamis dispuestas a ayudarte!
    Muaaaaak!

    • Gracias!!
      Tienes razón con lo del bibe… cada vez que recuerdo que a mi hijo le dábamos biberón pienso en la comodidad de ahora sin tener que depender de nada, solo sacar la teta y listos jeje
      Besitos!!

  2. Da mucha pereza pero lo haces con amor y por seguir teniendo esas tardes- noches enchufada a tu sacaleches de carne y hueso, ése si que te encanta. Besiños campeona.

    Ahhh, y no necesitas congelarla de un día para otro, en la nevera se aguanta 2-3 días sin problema

    • El sacaleches de carne y huesos es el mejor 🙂
      Ya sé que no hace falta congelarla, pero los viernes congelo las que me extraigo al mediodía y así tengo reservas 😛
      Que pereza da de verdad, también por el tiempo que te estás… Enfin, que ahora llega el finde y toca disfrutar de los peques ^^
      Besos!!

  3. Da mucha pereza pero lo haces con amor y por seguir teniendo esas tardes- noches enchufada a tu sacaleches de carne y hueso, ése si que te encanta. Besiños campeona.

    Ahhh, y no necesitas
    Congelarla de un día para otro, en la nevera se aguanta 2-3 días sin problema

  4. ¿Y no puedes pedir cambio de pediatra? ¡Qué miedito! No sé, pero yo creo que empezando ya así solicitaría el cambio… o le diría “perdona, ¿a dónde te paga el viaje Almirón?” es que me parece de traca…

    • De hecho cambiamos el pediatra hace dos años (cuando nos dijo eso con mi hijo), pero nuestra pediatra actual ha cogido una excedencia y nos han dado hora con él… En fin, a ver que nos cuenta el martes.

  5. Me alegro mucho que sigas con LME, en mi caso no pudo ser…ya sabes…ningún bibe quería, yo estaba prácticamnete todo el día fuera de casa, también es verdad que mi peque era un mes más mayor y ya le pude dar papillas de cereales, ahora…yo tmabién iba con el scaleches para arriba y para abajo…porque me iban a reventar y así seguir estimulando,. Ahora lo primero que hacía…ponerme al peque al pecho…además que lo necesitaba emocionalemente, pero a pesar de las paillas mira…24 meses de lactancia materna ¿ no está mal no? 😉
    Ánimo! lo estás haciendo muy bien.
    Besitos guapura

    • Al final hemos empezado con la fruta, así pueden combinar además de mi leche…
      Los cereales han dicho que a partir del quinto mes…
      Yo, aunque me queje mucho del engorro del sacaleches, prefiero ir con él arriba y abajo y así poder seguir dándole el pecho. Es de lo mejor y espero poder disfrutarla tiempo 🙂
      Un besote!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s