Nuestra experiencia Fisher Price

Este fin de semana pasado fuimos a nuestra primera experiencia con Fisher Price. Contactó conmigo una simpatiquísima Tania que me propuso de compartir esa experiencia con otras mamás blogueras y sus familias para hablar de que el mejor regalo para el bebé es un juguete
Espacio de juego
El sábado por la mañana llegamos al lugar indicado, y nos encontramos con un precioso espacio adecuado para que nuestros pequeños disfrutaran de lo grande jugando con los juguetes de su marca, además de estar muy bien atendidos por los chicos que estaban allí para jugar con ellos, y también habían preparado una mesa para el desayuno que estaba todo buenísimo. 
Conocí a Tania, que nos atendió de manera muy amable durante toda la mañana, a Petra María Alonso (Catedrática de Teroría de la Educación de la Universidad de Valencia y escritora) y tuve ocasión de volver a encontrarme con blogueras como Annabel de La Nave de V, Maria José de Blog Moda Bebé, Marta de Una Mamá Diseñadora y conocer a otras bloggers como Mamá Vitamina, Para el Bebé, Mimitos de Mamá, La Mama Vaca, Walewska de Mamis y Bebés, a Sheila de Blog de una Embarazada.
El desayuno
Fue una mañana agradable, de poder charlar con las demás mamás y de ver como nuestros hijos se lo pasaban bien en aquel paraíso de juguetes. Incluso mi hija estuvo sentadita todo el rato en una de sus hamacas, ¡no se quejó para nada! 
Cuando hubimos desayunado un poco y jugado un rato con nuestros hijos, nos llevaron al showroom para el cuál habían seleccionado una serie de juguetes para cada etapa del bebé o del niño. Allí Petra nos explicó un poco del porqué de la importancia del juguete, aunque hubo algún momento de la charla en que muchas de nosotras no compartimos la opinión que tenía de la crianza de los hijos. A pesar de eso, nos quedamos con ideas básicas de la importancia del juego en la infancia como que éste es la actividad que permite crecer, desarrollarse y apropiarse del mundo.
Mostrándonos algunos de los juguetes
Cada etapa del niño requiere un tipo de juego especial y adecuado para poder desarrollar sus capacidades y destrezas, además de consolidar y automatizar los aprendizajes y poder transferir sus conocimientos y habilidades a otras situaciones. El juguete enriquece estos momentos de juego.
Petra nos mostró algunos de los juguetes de la marca que había seleccionado para la ocasión.
Móvil para la cuna
La granja de los Little People
Para los bebés se tiene que tener en cuenta la estimulación sensorial, permitiendo a los niños que toquen juguetes de texturas agradables, blandas. Juguetes que tengan luces, música agradable son ideales para irles estimulando los sentidos de la vista y del oído. A medida que van creciendo debemos tener en cuenta la importancia con su interés por el entorno, sobre todo el más próximo, y debemos facilitarles juguetes llamativos, con los que puedan hacer actividades de ver, girar, sentir, coordinar y otros juguetes que permitan estimular brazos y piernas, como pueden ser los gimnasios para bebés. A partir del año, el juego se vuelve muy importante para el desarrollo del bebé. En esta etapa necesitan observar, manipular, experimentar… suele ser una etapa en que juegan bastante solos pues como he dicho les gusta explorar todo lo que tengan a su alcance e ir desarrollando su razonamiento con el juego. A partir de los dos años ya es cuando empieza el juego simbólico, que no es más que traspasar sus experiencias y vivencias al juego y simulan situaciones a través de él. Es importante porque les permite aprender a ponerse en el lugar de otro. Juguetes como los muñequitos de Little People les puede ayudar para crear diferentes situaciones.
Papá Noel repartiendo regalitos
Resumiendo, nos lo pasamos muy bien. Mi hijo en cuanto vio la zona de juegos se fue directo, sin preguntar ni nada. Allí se quedó toda la mañana, probando la mesa de actividades, jugando con el autobús de los Little People, montando en el balancín-jirafa… No paró. Mi hija, de solo dos meses, se pasó el rato en la hamaca, mientras los chicos de Fisher Price, mi hijo y mi marido le divertían tocando las musiquitas y muñecos que colgaban. Estuvo muy entretenida. Y ya para sorpresa de todos, Papá Noel se adelantó a la Navidad y trajo a los niños un regalito para cada uno. Mi hijo se quedó alucinado y encantado de verle. Aún hoy recuerda que vio a Papá Noel (ho-ho-ho como le llama él) y está muy feliz con el bus de Little People y la pelota cantarina (que se la trajeron a la niña). Os dejo con algunas imágenes más del encuentro y desde aquí darles las gracias a Fisher Price y Tania de Blooogers por habernos invitado a vivir esta experiencia! 
Encantada en la hamaca
Siempre tan atento 
Todas con nuestros hijos 🙂

Anuncios

8 comentarios en “Nuestra experiencia Fisher Price

  1. Ya ves!! Pues la verdad es que desde ese día aguanta más tiempo sentada en la hamaca que teníamos de su hermano… No tiene tantas cosas como la de la Fisher, pero con los muñequitos y su hermano por ahi pululando tiene distracción de sobras jaja

  2. Pingback: Jugando con… Viking Toys | Una Mamá Bloguera

  3. Pingback: #Balancepersonal y #Balancebloguero 2013 | Una Mamá Bloguera

  4. Pingback: Aprendiendo a jugar con Fisher Price - Blog de una embarazada

  5. Pingback: Aprendiendo a jugar con juguetes de Fisher Price - Palabra de Madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s