Los cuentos de Dudu

Hoy quisiera hablaros de los nuevos cuentos que compré a Biel. Llevaba tiempo buscándolos, y el otro día los vi y cogí toda la colección. Veréis que son super tiernos y, además, gustan mucho. 
Son cuatro: En Dudu es vesteix (Dudú se viste); En Dudu i l’orinal (Dudú y el orinal); Bona nit, Dudu! (¡Buenas noches, Dudú!); El xumet d’en Dudu (El chupete de Dudú). Su autora es Annette Swoboda y estan editados por Joventut.
Os dejo unas pequeñas reseñas de ellos:
  • En Dudu i l’orinal

Este lo vi ideal para la etapa que aún no me he atrevido a empezar, pero que dentro de poco quiero hacer… la retirada del pañal. Es una historia simpática en que los amigos de Dudú ven como el pato protagonista usa su orinal de diversas formas: como cochecito para llevarles a ellos, como coche de carreras, como una corona… pero de repente va y se lo lleva muy serio al lavabo. ¿Para qué lo usará realmente? Para hacer “titi” como dice mi hijo. Ahí tenéis al simpático patito haciendo un pipi, o caca, según como queráis explicar la historia jeje
  • En Dudu es vesteix
Comienza la historia con esta simpática imagen de Dudú despertándose. Nosotros le damos los buenos días y a continuación vemos como se va vistiendo: se pone su pantalon, su gorra, sus zapatos… y sale a la calle. Pero, ah! está lloviendo, y todos los protagonistas del cuento, además, llevan un paraguas para protegerse de la lluvia.
  • Bona nit, Dudu!
Para mí, el que más me gusta. Dudú se va a la cama y empieza su ritual de buenas noches. Le da las buenas noches a las zapatillas, a la luz, a la luna… y finalmente se las damos a él. 
Nosotros se las damos a todo lo que vemos en las imágenes: los cubos de construcción, al perro, a la cama… 
Incluso cuando vamos a la cama vamos dando las buenas noches a todo: a los coches y diferentes juguetes, a la mama, al papa, al Biel… Un momento tierno antes de acostarnos.
  • El xumet d’en Dudu
Éste también le gusta a Biel, más que nada porque él se dedica a ayudar a Dudú a encontrar su chupete. La historia trata de que el patito no encuentra su chupete, y lo busca por todas partes, pero no se da cuenta que lo tiene muy cerca. A Biel le encanta gritar “Aquí está!” señalando el chupete pero nosotros le recordamos que Dudú no lo ve y tiene que seguir buscándolo. 
Me hizo gracia porque las primeras veces que le contaba el cuento, al final, cuando Dudú le daba el chupete al perro, yo decía: “y Dudu se lo da a su amiguito porque él ya no lo necesita”… y Biel super serio lo miraba y decía “Noo” como diciendo que el chupete era de él y no tenía porque dejarlo! Ay… cuanto camino nos queda también para desengancharlo a él de su chupete…
En conclusión, son unos cuentos pequeños de cartón, cortitos, de imágenes simpáticas e historia y rutinas que ellos viven cada día, por lo tanto son historias muy cercanas a los niños. A Biel le han encantado y a mi, para que negarlo, también. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s