Revisión de los 15 meses y demás

Empiezo ya a desaparecer del blog y esto no me gusta nada. Me tengo que organizar para poder encontrar algún momento y escribir en él, pero ya me temía yo que en cuanto empezara a trabajar el ritmo iría decayendo poco a poco. Y es que ya llevamos casi tres semanas de curso y el tema de preavaluaciones, correcciones, reuniones de ciclo de primaria con sus respectivos deberes, todo esto empieza a coger forma y una tiene que ir ocupando sus horas en todas estas cosas porque en horario escolar no se puede. En fin, que la excusa está en el montón de trabajo que tengo y luego los ratitos que tengo libres, lógicamente se los dedico a mi peque.
A lo que iba. Hace una semana fuimos a la revisión de los 15 meses de Biel (que por poco le pilla ya en los 16). Todo fue bien, solo era revisión con la infermera y no nos dijo nada en especial. Su peso es de 9,220kg y su talla de 76 cm. Sigue siendo pequeñito, pero bueno, esta vez no nos ha dicho nada… A ver en la revisión de los 18 meses, en que estará la pediatra, a ver que dice respecto al peso, ya que en los 12 nos dijo que iba subiendo demasiado poco de peso. También se le puso un par de vacunas, entre ellas la de la varicela, que no entra por la seguridad social y se tiene que pagar a parte. ¡Cuestan un riñón! Así que espero que si tiene que pasar la varicela le sea muy flojita porque esto querrá decir que la vacuna ha hecho su efecto jeje. La infermera nos dijo que esta vacuna en realidad no hacía falta ponérsela a los niños que no van a la guardería (ya que no tienen riesgo de contagio) pero como su mami (o sea yo) trabaja en un cole con niños pequeños y que suele contagiarle de varios virus que corren por ahi, pues no estaba de más ponérsela. Era decisión nuestra. 
En cuanto a la comida sigue comiendo a trocitos pero también purés y cremas. Le chiflan las patatas fritas: ¡una pasada! Está comiendo tan tranquilo y ve una patata frita y ya puedes olvidarte de lo que estaba comiendo él… Hasta que no ha devorado como mínimo un par de ellas. 
Sigue siendo súper cariñoso y nos colma de besos y abrazos. Sinceramente: el mejor regalo que hay. También tiene su carácter y se sigue fustrando en cuando le dices que “no” a alguna cosa o cuando tiene que dejar de hacer algo en que está muy entretenido. Suele montar pollos bastante importantes, pero en cuanto le distraes con algo se le pasa. De su carácter también cabe destacar que es bastante tímido. Le cuesta abrirse a los desconocidos y se esconde entre nuestras piernas para no tener que enfrentarse al desconocido en cuestión (esto me pasaba a mí también de pequeña… ¡siempre entre las piernas de mi madre!)
En el tema del dormir hemos avanzado bastante ya que muchas noches ya se las pasa en su cuna, pero aún así hay noches que las pasa con nosotros. Yo sigo encantada de dormir con él aunque también es verdad que ahora ocupa mucho más en la cama y se mueve muchísimo! No es estraño verle enganchadísimo a uno de nosotros dos y de repente separarse y tirarse de cabeza hacia el otro. Se pega unos golpes con el cabezal de la cama que sufro en que pueda quedarse tonto jeje.
Por lo que se refiere al habla, no dice muchas palabras con significado. Solo se le entiende papa, mama, yaya… ni tan siquiera dice agua. Debe tener un cacao en la cabeza entre el catalán, el castellano y el inglés…  Un día repitiéndo lo que yo decía llegó a decir bye bye, pero ya nunca más lo dijo. En fin, espero que en estos meses su lengua se vaya desenvolviendo y diga alguna palabra más!
Y ahora quería compartiros la angustía que estoy pasando estos días de pensar en que queda tan poco para irme de colonias con mi curso. Pasaré dos noches fuera y solo de pensarlo me entra una pena tremenda. Serán las dos primeras noches en 16 meses que no duerma con mi niño. Siempre surgen los miedos (y tonterías) de pensar si se olvidará de mí durante esos días, si me echará de menos, si se alegrará en cuanto me vea al volver… En fin, ¡tengo una gran pena!
Y nada, por hoy creo que ya es bastante. ¡Muchas gracias por leerme todos los que estáis por aquí! Hasta la próxima.
Anuncios

5 comentarios en “Revisión de los 15 meses y demás

  1. Hola guapa,Me alegro que esté todo bien, lo que pienso yo es que cada niño lleva un ritmo de evolución por ejemplo mi sobrina con dos años y medio no dice muchas palabras con sentido, y siempre ha sido muy delgada y alta, mientras que esté sanito…En cuanto a lo de los idiomas, a mi me parece que al mio también le va a pasar lo mismo, va allevar un cacao…entre el castellano, el valenciano y el inglés…pero bueno ellos son esponjas y absorben todo.En cuanto a lo del blog es normal, trabajando es más complicado pero aquí esperaremos tus entradas para leerte y comentarte.Un petonàs!

  2. Yo tampoco me preocupo mucho con lo de su peso, mientras se le vea sano y bien no creo que haya problema… pero como es tan delgadito a la pediatra le parecía raro que no engordara más y dijo que tal vez a los 18 meses se lo mirarían a ver de qué podría ser… pero sinceramente: el niño come de todo, está todo el día alegre, no para de correr… simplemente creo que quema todo lo que ingiere!! No sé, que manía también con cebarlos, no? Aunque bueno, luego viene la parte en que piensas en que si realmente hay algo que impida que engorde y que a la larga sea dañino… :-S Con el miedo en el cuerpo de que le pase algo malo des del día en que nació.Y en cuanto a lo de los idiomas, en cuanto arranquen a hablar nuestros niños serán unos portentos sabiendo ya las tres lenguas! jejeUn beso!!

  3. Querida Mercè !!!!Si cada dia cuando estas trabajando hablo con tu hijo de ti. No te preocupes tanto, los dias que estes en colonias, hablarè el doble de mamá y miraremos las fotos donde tu sales. Así a Biel no se le olvidará ni una pizca de quien es su mamá.Mejor que sea un niño delgado y fuerte a un regordete y que este debilucho. Tranquila !!!Un petonàs !!!

  4. Jo, yo creo ( en mi caso) que estamos con el miedo desde que supe que estaba embarazada, desde el momento que sabes que eres mamá te preocupas, es lo normal, somos madres!!! Tu tranquila que Biel no se va a olvidar de ti, tu eres su madre y eso no lo cmabia nadie. La verda que te entiendo perfectamente, porque es la sensación que tengo todos los días cuando dejo a BB en la guarde, y se echa a los brazos de su cuidadora… en fin, son las cosas del trabajo, luego cuando vuelvas recuperas el tiempo que no has estado con él achuchándolo y comíendotelo a besos. Ánimo!!! Besos!

  5. Cierto que desde que sabes que vas a ser madre te preocupas mucho por la salud del peque y solo deseas que esté bien y que no le pase nada malo… Y en cuanto al tema colonias, tengo la suerte de que mi marido me vendrá a buscar con el coche, junto con mi hijo, así que no tendré que esperar mucho para verlo, ya que la hora que tengo de trayecto del trabajo a casa se me haría interminable solo de pensar en las ganas que tendría de ver a mi peque… así que le podré achuchar des del minuto cero en que deje a todos los niños con sus padres.Un beso y gracias por los ánimos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s