Dormir y dormir (II)

Hace ya un tiempo escribí sobre la rutina que llevábamos con nuestro hijo a la hora de dormir. Durante este año que ha pasado las rutinas no han cambiado mucho, aunque lógicamente ya no duerme en su moisés si no que lo hace en la cuna.
El mes de marzo decidimos hacer el cambio de moisés a cuna. Y es que teniendo un bebé tirando a pequeño, con nueve meses aún entraba en el moisés. Pero ya se iba haciendo más grande y necesitaba más espacio para dormir, así que decidimos hacerle dormir en su cuna. Esto no solo implicaba un cambio de cama sino que también un cambio de habitación. 
Preparamos su cuna, le hicimos la cama, le dejamos que estuviera dentro para que se fuera acostumbrando a ella… pero aún así nos costó que se amoldara al nuevo cambio. Así que tal y como hemos ido haciendo, nos hemos amoldado nosotros a él otra vez. Le dormíamos en nuestra cama y cuando ya estaba bien dormido lo trasladábamos a su cuna; dormía unas horas y cuando se despertaba a media noche porque no nos encontraba o por lo que fuera, lo íbamos a buscar y lo volvíamos a traer a la cama de matrimonio, donde ya se pasaba el resto de la noche.
Y así hasta esta semana. Empezó la semana como siempre, durmiendo en nuestra cama y lo trasladábamos, pero cuál fue mi sorpresa que cuando a mi marido le sonó el despertador para ir a trabajar (que justo ese día era el primer día después de vacaciones) mi hijo no estaba con nosotros en la cama. Había dormido toda la noche del tirón (unas nueve horas) en su cuna. Eso sí, se despertó justo cuando cerró la puerta y ya lo pasé a mi cama. El martes por la noche empezamos como siempre el ritual de sueño, pero estaba taaan cansado (habíamos ido ese día a la playa) que no podía coger el sueño. Así que empezó a ponerse nervioso: a pegar manotazos, intentar morderme, tirar el chupete… en fin, un tanto fiero. Yo, ya cansada, le dije que si continuaba de esa manera que lo sacaría de la cama y lo llevaría a la cuna. Me pegó un manotazo y directo que se fue a la cuna. Pensé que se pondría a llorar y yo ya estaba imáginandome que no aguantaría los lloros, pero cuál fue mi sorpresa que a los diez minutos se hizo el SILENCIO en casa. Me levanté, fui a su habitación y resulta que era la primera vez que se dormía solo en su cuna. Sentí una especie de alegría (por esta novedad) pero también pena porque ya se iba independizando de nosotros y de la cama. Durmió del tirón de nuevo toda la noche. Y hasta hoy ha dormido todas las noches enteras en su cuna, aunque sí que aún quiere dormirse abrazado a mi al principio. 
Y ante este cambio yo me siento rara. Tras casi quince meses durmiendo juntos los tres, noto que falta alguien en la cama. Y aunque es verdad que ahora, con el calor que hace, va bien que tengamos más espacio para nosotros y que, además, nos podamos mover con total libertad sin miedo de pisarle una manita, un pie, la cabeza, ahora la que no duerme del tirón soy yo porque me despierto cada dos por tres para comprovar que sigue durmiendo tranquilamente en su cuna.
Anuncios

4 comentarios en “Dormir y dormir (II)

  1. Aún cabía en el moisés???pues en la foto no parece tan pequeño Biel,eh!Supongo que fue un gran cambio para él, pero con el paso de los días ha debido sentirse más cómodo, más libre y con más espacio, por eso duerme ya del tirón.nosotros tenemos aún a la fierecilla en la cuna, auqnue ya se le queda justa, de hecho en septiembre quiero empezar ha hacerle el cambio…a la cama, y me da a mi que me va a resultar algo dificil tras 2 años durmiendo al ladito de mami(en la cuna), además de que me reclama demasiadas veces todavía…auqnue sea para decirme que "m'estima" …espero que el cambio sea tan bueno como el vuestro con Biel.Un besito

  2. Hola Paris!Esta foto es de hace unos días 🙂 Cuando dejó el moisés tenia 9 meses, ahora no creo que cupiera… no lo he probado por eso! Estos días (y meses) cuando dormía en nuestra habitación lo hacía directamente en nuestra cama.Y sí, ya se habrá acostumbrado (cinco meses después) a su cuna… De momento esta semana genial, a ver como van los próximos días!!Espero que el cambio a la cama también sea bueno para tu princesita fiera y que no se le haga muy dura la separación (y para ti tampoco). Cuando llegue el momento ya nos contarás que tal va la experiencia!Besos!!

  3. Ayyyyyy merc´´e, si peñuchin y Biel parecen hermanosss! el mismito procedimiento, identico ehhpero peluchin con 27 meses sigue viniendo mucho para la cama….alguna noche "se equivoca" y duerme toda la noche en la cunita,pero son las menos.Me hizo gracia leerte y ver que no soy la unica pringada de niño encima, jajajajja, si te enseño alguna foto nuestra de niño encima flipas, a mi em tiene harta de pataditas y me cabrea a menudo.cuando sera el dia que se dormira solito en al cuna? peluchin ni cabreado, jajajjja, es mas, en vez de dormirse se tira…besiños

  4. Jajaja Veo que la gran mayoría de familias hacemos lo mismo 😛 Y es que, en realidad, es tan bonito dormir con ellos, verdad? Con sus pies pegándote pataditas, sus manotazos involuntarios a media noche, enganchándose justo cuando hace más calor… En fin, precioso jaja (Es broma, a pesar de todo esto a mí me gusta dormir con él ;))Tendríamos que hacer un álbum de fotos para emular al famoso "Kamasutra" del colecho jajajaPor cierto, esta noche Biel ha pasado las últimas horas en nuestra cama… Eso sí, ha durado hasta las seis casi en su cuna!! 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s