Final de vacaciones

Hoy es el último día de vacaciones de Semana Santa. Han pasado volando. Necesito el doble de vacaciones. O la verdad es que me apetece muy poco ir a trabajar… Se está tan bien en casa con el peque, el marido y poder estar más horas juntos, haciendo lo que apetece en cada momento…
Bueno, el caso es que se han acabado ya las vacaciones.
Ayer por la tarde fuimos a visitar a unos amigos que han sido papás hace tres días. Que impresión ver al bebé recién nacido… parece mentida lo rápido que una se olvida de que su hijo también fue tan pequeño. Se le veía tan mono, dormidito, pidiendo teta, estar con su madre… todo él era muy chiquitín. Le miraba a él y luego miraba a mi hijo y, con mucha pena, ya poco me acuerdo de esos primeros días. Des de aquí, de nuevo, felicidades a los nuevos papás y a disfrutarlo mucho!

Luego, por la noche tuvimos que ir de urgencias con el peque, porque no respiraba bien (tiene bronquitis) y le tuvieron que poner dos dosis de ventolín. Como mínimo nos fuimos que estaba mucho mejor. Hoy se ha notado una mejora, aunque ahora por la noche es cuando empeora y lo pasa peor… 
La primera mona de Biel
También hoy hemos celebrado la mona y, como en muchas otras cosas, esta ha sido su primera vez. Como aún es muy pequeño no le han comprado una mona tipo pastel o chocolate, porque no se lo comería. En cambio, su padrino le ha comprado un teléfono de juguete y lo han adornado con pollitos y plumas típicos de las monas. 
Así que el día lo hemos pasado en familia, repartiendo monas y recibiéndolas también. De todas formas, hoy Biel no estaba muy a gusto y se ha pasado gran parte del día llorando y con pataletas…Estos días que no se ha encontrado bien me ha tenido bien cerca, y diríamos que está en la fase de mamitis. 


Y nada, para resumir las vacaciones diría que las hemos pasado todos malitos: el niño con bronquitis y los padres (es decir, mi marido y yo) constipados. Los días no han acompañado y ha hecho bastante mal tiempo y ha refrescado. De todos estos días solo pudimos salir el sábado de excursión. Así que no hemos hecho nada del otro mundo. Y yo, en particular, no he hecho casi nada (en cuanto a trabajo se refiere). Y ahora, a las doce de la noche, y a unas horas de levantarme y empezar de nuevo la rutina, me arrepiento de no haberme puesto un poquito más… Pero bueno, estando como hemos estado, la verdad: tampoco apetecía.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s