Resumen de los avances del "petit Biel"

Tomando el solecito en la terraza 

La semana que viene Biel cumplirá 10 meses. Sí. Se dice así de rápido.
En este tiempo ha ido aprendiendo a su ritmo todo lo que debe hacer un niño de su edad. Hay cosas que las hizo antes de tiempo y otras que después, pero el caso es que va haciendo. Y lo más importante es que él parece feliz. Así lo demuestran sus sonrisas, sus mimitos y su tranquilidad.

Hace un tiempo dije que Biel no quería gatear. Pues bien, ya hace unas tres semanas, más o menos, que empezó a gatear. Lo hace de una manera muy graciosa, eso sí: se impulsa con una pierna, como si andara, y la otra pierna la deja doblada cerca de su cuerpo para hacer de apoyo e irse arrastrando. Así gatea des del principio, pero ahora poco a poco va aprendiendo a apoyarse con las dos rodillas. Así que al final ha aprendido a gatear.

Biel en su habitación

Esta semana le hemos trasladado a su habitación. Aún dormía en la nuestra, en su moisés y en nuestra cama. En el moisés ya casi no cabía (lógico), así que tocaba pasarle a la cuna. Sabíamos que el cambio no sería fácil. Él está acostumbrado a dormirse con nosotros, a sentirnos cerca o bien a su padre o a mí. Una vez se dormía, le pasábamos al moisés. Ahora intentamos dormirlo en su habitación, pero de momento solo lo hemos conseguido hacerlo en brazos y entonces tumbarlo. Si lo tumbamos en la cuna directamente, se levanta, nos grita para que lo cojamos. Y claro, ahí vamos nosotros. A media noche se despierta y lo paso a nuestra cama (estoy demasiado grogui a esas horas como para hacerle dormir de nuevo…).

En nuestras actividades deportivas (yoga y piscina) Biel ha avanzado también. En yoga Biel está que no para. Llevamos mucho tiempo yendo (desde finales de Septiembre) y claro, ya se conoce la sala, la profe, las canciones, las madres, los niños… todo. Por eso ha cogido confianzas, y ahora que sabe gatear, va paseándose por la clase visitando a unas y otras (especialmente a la profe y su ipod y/o crono). Ya hace pocos ejercicios conmigo y ¡lo echo de menos! Sé que es una fase y que tiene que experimentar, pero me encantaba tenerle cerquita en nuestros ejercicios y posturas, verle tumbado, sonriendo, relajado… Ahora él se relaja de otra manera, y yo tengo que aprender a hacerlo porque verle dar tantas vueltas y lejos de mí me da algo de reparo aún…
En piscina Biel ha hecho un gran cambio. Lleva unos días que se lo pasa de miedo en el agua. Tampoco se engancha tanto a mí, mueve las piernecitas como si quisiera nadar, hace los ejercicios que se proponen sin resistencia (bajarlo por el tobogan, inmersiones, chapotear con los pies, hacer “el dormidito” ( es “hacer el muerto”, pero al profe le da cosa usar esta expresión y prefiere llamarle “el dormidito” jeje)…). Así que ahora los dos vamos más a gusto. Además que con el buen tiempo que hace últimamente apetece más meterse en el agua y luego dar una vueltecita.

Y nada, así estamos, vamos haciendo. A ver si ahora con la Semana Santa podemos salir algún día y yo puedo acabar de relajarme y sentirme bien (aún sigo un poco baja de ánimos… y además ahora me encuentro floja de salud, para más inri). Pero bueno, intento disfrutar de los pequeños momentos con mi peque, de ver sus progresos, su nueva manera de sociabilizarse… de conocer al pequeño Biel de verdad.

Mi pequeño gran amor

Anuncios

2 comentarios en “Resumen de los avances del "petit Biel"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s