Mi pequeño gran tesoro

No cabe decir que desde el 3 de junio mi vida ha cambiado totalmente. 
Como a muchas mamás, los primeros días fueron duros, llenos de dudas (aunque quisiera aparentar que no,
que todo estaba controlado). Poco a poco, con la ayuda de familia, amigos y conocidos me he ido creciendo como mamá, aprendiendo cada día un poquito más con mi pequeño tesoro.
Tengo la suerte de poder disfrutar unos días más con mi hijo, porque las 16 semanas de permiso ya pasaron. Estos días que me quedan enteros con él los pienso disfrutar al máximo. Le achucho todo lo que puedo y más, juego con él cada vez que tengo ocasión, le lleno de besos y abrazos… Algunos me dirán que lo puedo estar mal acostumbrando por tenerlo encima gran parte del día, pero es que necesito su contacto, como él me necesita a mí también. 
Estos días, como sabéis, he ido a algunas sesiones de yoga que Fnac La Illa ha ofrecido y también fui a un taller de como explicar cuentos a los más pequeños de la casa, todo dentro del mismo ciclo cultural. Pues bien, esta tarde por fin me he decidido y he ido, junto a mi marido, al barrio de Gracia de Barcelona para informarme sobre las clases de yoga que ofrecían los dos centros que mencioné en la anterior entrada sobre el yoga: La Ludoteka y La Mamavaca. Me he apuntado para disfrutar de las clases de yoga en La Mamavaca, y empezamos este jueves por la mañana. Cada semana estaremos un ratito con otras mamás y con otros bebés. Me hace muchísima ilusión, no sabéis cuánta, de poder disfrutar estos ratitos con él. Aunque me pase todo el día con él, el hecho de hacer algo diferente y en un ambiente relajado hace que este momento juntos sea de calidad y especial. No sé, tal vez el jueves opine totalmente distinto, pero por ahora me da esta impresión.
Como he comenzado diciendo, el día 3 de junio mi vida cambió. Ya dejé de ser solo una mujer, una chica con sus preocupaciones de casa y laborales, para convertirme, además, en mamá: en un ser que ya nunca dejará de sufrir, ya sea para bien o para mal, por su hijo. Un ser en que solo desee lo mejor para su pequeño, que solo desee que no le falte de nada y que todo lo que le suceda sea positivo. Una mamá que solo desea poder disfrutar de él al máximo porque sabe que el día que empiece a trabajar y lo tenga que dejar durante unas horas, no podrá compartir esas risas, palabras o gestos que ahora sí puede.

Ahora es cuando puedo disfrutar de mi pequeño gran tesoro a jornada completa.

Anuncios

3 comentarios en “Mi pequeño gran tesoro

  1. Hola a los dos!Si, pienso aprovechar al máximo el tiempo con él… luego cuando empiece a trabajar y no tenga las horas de la mañana no me quiero arrepentir de no haber hecho nada… Así que me voy apuntando a todo lo que puedo y me guste ;)Besos a las dos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s